Vehículos inteligentes

La tecnología avanza de manera muy rápida en todos los sectores, y el sector automovilístico no se ha quedado atrás.

En el mundo de los vehículos cada vez encontramos más avances. Si primero fueron los combustibles sostenibles, en la actualidad el desarollo se ha ido centrando en los vehículos inteligentes y el uso de Internet en este aspecto.

¿Qué es un vehículo inteligente?

Un vehículo inteligente no puede definirse sin tener en cuenta diferentes parámetros:

  • Gestión del vehículo: realiza diagnósticos de funcionamiento y eficacia del vehículo. Algo que lleva ya algún tiempo entre nosotros y es casi imperceptible.
  • Apoyo al conductor con aplicaciones: hay varias aplicaciones de navegación y otras que permiten interactuar con el vehículo de forma remota. Son muy parecidas a las de un smartphone.
  • Aplicaciones de actuación sobre el vehículo: en el futuro serán las más importantes porque parece que hay una cierta tendencia a eliminar la conducción manual.

La conducción automatizada nos ofrece una reacción más rápida y previsible.

Funcionamiento de un vehículo inteligente

El funcionamiento de este tipo de vehículos se basa en la inteligencia artificial y la robótica. Los vehículos autómatas se basan en la información que recogen de los sensores, mapas y cálculos inteligentes, fundamentados en una serie de algoritmos que son cada vez más precisos.

Algunas de las tecnologías que encontramos en este tipo de vehículos son:

  • Parabrisas inteligentes: Este tipo de parabrisas le proporcionan al conductor toda la información que necesita, como el consumo, las señales de tráfico, la velocidad o la información que aparece en el navegador.
  • Carrocería transparente: El objetivo de este tipo de carrocería es mejorar la visibilidad. Si a esto le añadimos un sistema de cámaras, el conductor podrá ver todos los ángulos, incluidos el capó o los montantes.
  • Cámara de visión nocturna: Gracias a un sistema de infrarrojos podremos diferenciar si lo que hay delante es un animal, un ciclista, un obstáculo inanimado o un peatón.
  • Iluminación: Se incorpora una luz única en este tipo de vehículos que, al cruzarse con otro vehículo, reduce el haz luminoso para no interferir en otros conductores.

Control remoto de los vehículos

Al hablar de vehículos inteligentes pensamos en algo como el coche fantástico. Si bien las características antes descritas aún no son muy comunes, lo cierto es que existen ciertas ventajas “inteligentes” que se encuentran en los coches actuales.

Una de esas ventajas son los vehículos que pueden ser controlados de manera remota, desde un móvil con conexión a Internet y gracias a aplicaciones específicas.

Gracias a este tipo de aplicaciones podemos conocer toda la información sobre el vehículo e incluso abrir el coche sin necesidad de llaves.

Otra opción de este tipo de aplicaciones es el control de velocidades máximas, mejores rutas o conexión con servicios de emergencia al tener un accidente.

Control remoto desde el vehículo

Pero controlar el propio vehículo no es lo único que podemos hacer. Lo cierto es que este tipo de vehículos nos permiten controlar diferentes aspectos de nuestro hogar, gracias a la domótica.

Gracias a la unión de los vehículos inteligentes y la domótica podremos controlar todos los sistemas inteligentes de nuestro hogar, pudiendo controlar la calefacción o incluso el horno.

Gracias a la domótica podemos controlar, también, las estaciones de carga de nuestra vivienda.

Deja un comentario

En cumplimiento de la legislación sobre protección de datos personales, te informamos de que TRAMICAR XXI, S.L., tratará tus datos personales como Responsable del tratamiento con la finalidad de publicar tu comentario en nuestro Blog. La base legítima para ello es tu consentimiento expreso. No se comunicarán tus datos a terceros, ni se realizarán transferencias internacionales a países ubicados fuera de la Unión Europea. Tienes derecho a revocar tu consentimiento, acceder, rectificar, suprimir, limitar, oponerte y solicitar la portabilidad de tus datos personales a través de rgpd_tramicar@tramicar.es o mediante carta dirigida a Glorieta de Rubén Darío, 4, 28010, Madrid. Asimismo, tienes derecho a reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).”