Todo sobre el Distintivo Ambiental de la DGT en 2020

¿Qué son las pegatinas ambientales y dónde son obligatorias?

Los distintivos ambientales son la forma mediante la que se cataloga a cada coche según el impacto medioambiental que genera, clasificando a tu vehículo dependiendo de cuanto contamine cuando te encuentras circulando con él.

Esta manera de clasificar a los coches encuentra su origen en el Plan Nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016 (Plan Aire), teniendo en cuenta tanto las partículas como el dióxido de nitrógeno, una de las principales fuentes de emisión en las grandes ciudades.

Por ello, la Dirección General de Tráfico creó una iniciativa en 2016 con el objetivo de etiquetar a los vehículos según su nivel de contaminación, pudiendo diferenciar a los coches ecológicos de los que no lo eran.

Tal y como se especifica en el BOE, esta catalogación tiene como finalidad principal discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz en políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente.

Su uso no es obligatorio por el momento, exceptuando Madrid y Barcelona, donde sí han aprobado exigirla, por lo que lo que en estas ciudades la pegatina de la DGT es obligatoria y se sancionará a los conductores que no la llevan consigo.

En la actualidad, España cuenta con un sistema de pegatinas redondas que sirven  para identificar a los vehículos en función de su eficiencia energética en carreteras o en ciudades mediante cuatro categorías diferentes. Así, existen un total de 16 millones de automóviles clasificados como 0 (pegatina azul), ECO (pegatina verde y azul), C (pegatina verde) y B (pegatina amarilla).

En resumen, esta clasificación provoca una concienciación colectiva sobre las emisiones que generan nuestros vehículos, y sirve para restringir el tráfico en episodios de alta contaminación y para promover nuevos conceptos y tecnologías para la movilidad.

¿Dónde se pone el distintivo ambiental?

Según lo establecido por la DGT, la colocación del distintivo ambiental a nivel nacional es voluntaria, aunque se aconseja que se lleve a cabo. Lo más recomendable es colocar la etiqueta en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero, con el fin de que resulte más sencilla su visualización tanto por los agentes de tráfico como por las cámaras de circulación.

Además, también debemos asegurarnos de que el distintivo ambiental no puede afectar nunca a la visibilidad del conductor, para que no cause distracciones. Uno de los lugares menos aconsejables será la parte superior derecha del parabrisas, ya que en esa zona deberá estar reservada a colocar la pegatina de la ITV.

En el caso de las motos, será recomendable que los conductores peguen la pegatina de la DGT en el parabrisas o cúpula, y si no se dispone de él, algunas ubicaciones recomendables son en el depósito o cerca del mismo, en el baúl, en una de las maletas, en la horquilla, en una zona visible del chasis, etc.

¿Donde solicitar la pegatina DGT?

Puedes solicitar una en las oficinas de Correos, con un coste total de 5 euros. Además, también podrás adquirirla mediante la red de talleres de la Confederación Española de Talleres (CETRAA) y otras redes de talleres autorizados, gestores administrativos, el Instituto de Estudios de Automoción (IDEAUTO) y para el caso de flotas, a través de la asociación Ganvam.

Cuando solicites el distintivo ambiental, deberás presentar el permiso original de circulación en vigor, para que puedan revisar la categoría a la que pertenece tu vehículo, así como tu documento oficial de identificación personal correspondiente (DNI, NIE o Pasaporte). En el caso de que desees realizar el proceso por Internet, podrás realizarlo en la página web de Correos, aunque en este caso deberás adjuntar una imagen clara de los dos documentos mencionados.

pegatina medioambiental dgt

¿Qué pegatina ambiental tendrá mi coche?

Las etiquetas de la DGT serán el distintivo ambiental con el que los ayuntamientos o agentes de tráfico podrán identificar a los vehículos poco contaminantes si, por ejemplo, incumplen las restricciones al tráfico en episodios de contaminación. Estos son los distintivos mediante los que se categorizan a los coches  según sus emisiones contaminantes:

  • Azul. Es la categoría «Cero Emisiones», es decir, la que corresponde a los coches eléctricos y los híbridos enchufables más recientes. Este término engloba a cualquier vehículo, desde ciclomotores a camiones que estén clasificados en el Registro de Vehículos de la DGT como vehículos eléctricos de batería (BEV), eléctricos de autonomía extendida (REEV), eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 o vehículos de pila de combustible.
  • Verde y azul: ECO. Esta categoría corresponde a los híbridos enchufables con una autonomía inferior a los 40 km, los vehículos híbridos no enchufables (HEV), los que usen gas natural (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP)..
  • Verde: C. Este distintivo suele ser el más común y identifica a los turismos de gasolina que cumplen con la norma Euro 4, 5 y 6 y los diésel Euro 6, es decir, los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Con este distintivo también contarán los vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014.
  • Amarillo: B. Es el más bajo de eficiencia energética reconocido por la DGT, y en este grupo entrarán los turismos y  furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de 2006. Los vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005. Por ello, los de gasolina deben cumplir con la norma Euro 3 y los diésel la Euro 4 y 5.
  • Sin derecho a distintivo: Los vehículos sin etiqueta corresponden a los de gasolina anteriores al año 2000 y los diésel anteriores a 2006. Si por la antigüedad de tu coche no tienes derecho a una etiqueta, tu vehículo puede ver restringida su circulación durante determinadas situaciones; esto variará según las ordenanzas de cada municipio.

Para conocer el distintivo que le corresponde a tu coche, tendrás que entrar en la página web de la DGTescribiendo la matrícula en el campo Introduzca matrícula y pulsando en el botón Comprobar; y se te mostrará la etiqueta ambiental que le corresponde a tu vehículo.

Deja un comentario