¿Se usa poco el transporte público?

En los últimos años se ha reavivado la polémica sobre el uso masivo del transporte público. ¿Deberíamos todos usarlo para movernos por la ciudad? Sobre todo la polución en las grandes ciudades y los problemas de atascos ha elevado esta cuestión hasta hacer que nos preguntemos hasta qué punto el transporte público es eficaz y está siendo utilizado por la mayoría de ciudadanos.

 

La OCU ha realizado un estudio de movilidad urbana en distintas ciudades de la geografía española a través de una encuesta realizada a una parte significativa de la población de entre 25 y 74 años en las grandes ciudades: Madrid, Valencia, Barcelona, Sevilla y Zaragoza.

En sus resultados llama la atención que, a modo general, la mayoría sigue utilizando el transporte privado para desplazarse (en torno al 36% indica que habitualmente se desplaza en vehículo, ya sea coche, moto y, en mucha menor medida, bicicleta ya sea propia o de alquiler), aunque le sigue de cerca el transporte público (autobús y metro) con 31%. El tren cercanías lo usa también un 2% de manera habitual, pero debido a que su uso es más entre poblaciones en vez de dentro de la ciudad, suponemos que no debe competir de manera directa con los otros medios de transporte en ciudad.

 

Estos datos, aunque siguen reflejando una preferencia por el coche y moto como medios para desplazarse (juntos suman un 32% del total), reflejan un cambio de tendencias, ya que hace años su uso era mucho mayor. Aunque los datos más significativos son aquellos que nos hablan precisamente de ese cambio de hábitos:

 

Por ejemplo, el 70% reconoce que si el transporte público fuera mejor, lo usaría antes que su vehículo según datos de la OCU. Lo cual son datos siempre a tener en cuenta pero que no tienen porqué reflejar un posible cambio de actitud futuro. De hecho, una cosa es la voluntad y otra muy distinta es la acción; para mucha gente su propio vehículo sigue siendo mucho más cómodo y rápido que usar medios de transporte, especialmente en ciudades con un transporte público no tan bueno como Valencia o Sevilla. Sin embargo, en Madrid la tendencia es que el metro es el transporte dominante, sobre todo gracias a los problemas de tráfico que suelen darse en horas punta y la buena frecuencia de estos, además de la prohibición de aparcar en ciertas zonas del centro y el alto coste de los parking públicos.

 

Te puede interesar ✅  ¿Cómo conducir en invierno?

En la encuesta, también se tienen en cuenta factores cualitativos como el cómo ven los usuarios el uso de transporte en momentos de alta contaminación, a lo que se responde con un 60% que opina que se deberían pagar aún más impuestos y piden un encarecimiento de los parkings para la mejora. También el nuevo auge de los sistemas de alquiler por horas como pueden ser de motos, coche o bicicletas, se opina que es un sistema muy limitado y que sólo lo usa un 1% aunque se sugiere como una solución a medio plazo (especialmente en el caso de las bicicletas) para reducir la contaminación y el tráfico rodado.

 

Por tanto, ¿Podemos decir que se usa poco el transporte público?. La respuesta vendría dependiendo de a quién le preguntes. Si es Madrid o Barcelona, aunque las cifras podrían mejorar, no se pueden considerar en absoluto malas cifras, ya que la tendencia está llevando a aumentar el uso del transporte público según la opinión de los encuestados. Se puede decir que Zaragoza es la ciudad que mejor puntúa en cuanto a tráfico por comodidad y pocos atascos así como buena calidad del aire en comparación con otras aunque sus ciudadanos siguen quejándose del poco atractivo del transporte público. Por contra, ciudades como Valencia o Sevilla suspenden y piden mejoras sustanciales en cuanto a transporte, ya sea por la escasa conexión de redes o por su poco atractivo, también hay que tener en cuenta que, en el caso de Sevilla sobre todo, los autobuses urbanos sufren también de los atascos con lo que reducen aún más su efectividad y atractivo.

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.