✅Quien paga el impuesto de circulación en la compra venta de un vehículo | Actualizado 2020

La ley establece que el pago del IVTM (impuesto de circulación) recae en los propietarios oficiales, es decir, la persona física o jurídica que aparezca reflejado en el Permiso de Circulación del vehículo.

Por ello, cuando dicha compraventa se ha producido entre particulares con el año ya iniciado, la persona encargada de pagarlo será el propietario en el registro del vehículo a fecha de 1 de enero. Esto quiere decir, quien figurase como titular en dicha fecha.

De esta forma, si vendes el vehículo en febrero, tendrás que tener en cuenta que la persona encargada de efectuar el pago de esta tasa será quien haya sido su propietario el primer día del año en curso; teniendo dicho impuesto validez hasta el 31 de diciembre del mismo año.

Por el contrario, si constituyes la otra parte del proceso de compraventa, no tendrás que pagarlo, al ser el vendedor quien debe abonar el impuesto y entregar el justificante. A partir de ese momento, se notificará el cambio de titular en la Jefatura de Tráfico correspondiente, y el vendedor quedará libre de este tipo de cargas.

Es aconsejable que a la hora de vender un vehículo de segunda mano tengas en cuenta el pago del impuesto de circulación cuando vayas a cerrar el precio. El acuerdo entre ambas partes del proceso puede permitir que el vendedor repercuta parte de este pago al comprador mediante su cobro en el precio de venta.

Asimismo, una situación que suele producirse cuando entregamos el vehículo en el concesionario  adquiriendo uno nuevo a su vez es que el punto de venta suele practicar la baja temporal del vehículo hasta que éste consiga un nuevo comprador.

Aquí, tendremos que acudir al Ayuntamiento correspondiente para gestionar la baja del vehículo, y que el próximo año no se nos cobre la tasa. Por su parte, si el concesionario no lo vendiese en el plazo de un año, estaría obligado a poner el vehículo a su nombre y abonar este impuesto.

impuesto de circulación

Pero ¿Qué es el Impuesto de Circulación?

El impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), más conocido como Impuesto de Circulación y a veces llamado también “sello de los coches”, “viñeta” o “numerito”, es un impuesto directo sobre la titularidad de los vehículos de tracción mecánica aptos para la circulación por la vía pública, es decir, aquellos que se encuentran matriculados en un registro oficial como la DGT.

El nombre de Impuesto de circulación viene dado por su antigua denominación, que estuvo utilizándose hasta el año 1990 hasta ser sustituida por el IVTM. Hace años, el pago era mayor para los vehículos de más potencia, pero la nueva regulación ha  llevado a que el precio sea más elevado para los que tienen más emisiones contaminantes. Por tanto, EL IMPUESTO DE CIRCULACIÓN SERÁ SUPERIOR SI EL VEHÍCULO CONTAMINA MUCHO.

Así, el impuesto de circulación es un gravamen que tienen que pagar todos los propietarios de los vehículos que están matriculados, en condiciones de circular y dados de alta aún siendo su permiso temporal; con independencia de su clase y categoría.

Este impuesto engloba a turismos, furgonetas, motos, autobuses, camiones, tractores y remolques, y también se encuentran incluidos en este pago los vehículos eléctricos, aunque este tipo de automóviles cuentan con descuentos con respecto a esta tasa.

El impuesto de circulación se paga anualmente y su vigencia transcurre desde el 1 de enero al 31 de diciembre, por lo que el pago deberá realizarse el 1 de enero de cada año natural. Además, es de carácter municipal, por lo que se encuentra gestionado por el ayuntamiento donde esté censado el titular del vehículo, variando la cantidad en función del municipio, y alterándose la fecha de pago según la localidad también.

De esta forma, cada municipio podrá fijar el periodo de pago, por lo que variará de un lugar a otro, aunque normalmente suele abarcar del 1 de abril al 31 de mayo, aunque esto no afecta a su validez.

Dado que esta cifra depende del Ayuntamiento, será complicado conocer con exactitud cuándo tendrás que pagar por el impuesto de circulación de forma general. No obstante, existen tres componentes que determinarán su precio: el lugar de residencia, el tipo de vehículo y su potencia, además de las emisiones contaminantes.

Por último, a la hora de pagar este impuesto, la opción más fácil será la de domiciliar el pago para que nos lo carguen en nuestra cuenta bancaria una vez al año. También puedes esperar a que te llegue la carta de pago y abonarla en el banco o en el propio ayuntamiento, dentro del plazo establecido.

¿Qué tipo de vehículos se libran del impuesto de circulación?

Es importante conocer qué tipo de vehículos se encuentran exentos de este pago, como son los de transporte público de viajeros con más de 9 plazas, las ambulancias y aquellos destinados a la asistencia sanitaria, los destinados a personas con movilidad reducida, los de uso agrícola o los vehículos diplomáticos, de oficinas consulares o de representación oficial, así como automóviles municipales específicos.

Asimismo, los vehículos considerados históricos pueden llegar a disfrutar de un 100% de descuento con respecto a este impuesto.

Por su parte, cabe destacar que en el caso de que aquellos vehículos obligados a abonar el impuesto de circulación no lo hagan, éstos irán recibiendo notificaciones, mientras que van acumulando una deuda con el ayuntamiento, pudiendo llegar a recibir también una multa de tráfico por este impago. Si las multas acumuladas superasen los 500 euros, podría iniciarse un proceso de embargo.

11 comentarios en “✅Quien paga el impuesto de circulación en la compra venta de un vehículo | Actualizado 2020”

  1. Hola, entregué mi coche en un concepcionario para sacar uno nuevo firmando el contrato de compraventa el 4 de diciembre del 2019 y comprometiéndose el concepcionario a realizar el cambio de titular antes de la finalización del 2019. El caso es que finalmente han hecho el cambio el 8 de enero del 2020 y el recibo del impuesto municipal me ha llegado a mi. ¿Quién tiene que pagar el impuesto del 2020 si la venta se se realizó el 4 de diciembre? Gracias.

    Responder
    • Hola Adolfo!
      En principio el concesionario tiene 30 días para hacer el cambio de nombre, pero si se comprometieron, y sobre todo si lo puedes probar, deberías reclamar que lo paguen ellos. Cualquier concesionario un poco serio no debería poner ninguna pega en abonar el impuesto. Por favor cuéntanos qué te responden.

      Responder
  2. He contactado con ellos y han estado receptivos. Me han dicho que les remita copia del impuesto, que lo van a pagar ellos. Les he pedido que me remitan copia del justificante de pago. Ahora, toca esperar a ver si cumplen.

    Responder
  3. Hola, a mi me pasó parecido a lo de Adolfo, vendí a un taller de compraventa de vehículos mi furgoneta firmando el contrato el día 25 de Octubre de 2019 y también recibí el justificante profesional de la gestoria con fecha 28 de Octubre y se comprometieron a dejarlo todo cambiado de nombre antes de que terminara el 2019, advirtiéndoles yo sobre lo del Impuesto de Circulación. El caso es que finalmente han hecho el cambio el 8 de enero del 2020 aproximadamente y el recibo del impuesto municipal me ha llegado a mi. ¿Quién tiene que pagar el impuesto del 2020 si la venta se se realizó el 25 de Octubre? Ya les he escrito varias veces por Email, whatsApp y ni contestan ni por teléfono, y son 150 Euros de momento, luego vendrán los recargos. Gracias.

    Responder
    • Hola Francisco
      Lamento mucho tu situación, ciertamente deberían pagar ellos el impuesto. Legalmente disponen de 30 días para hacer el cambio de nombre, pero pasado ese tiempo deben tramitarlo.
      Un cordial saludo

      Responder

Deja un comentario