¿Qué ocurre si no hago el cambio de nombre de un vehículo?

Realizar la compraventa de un vehículo, pero no completar los trámites del cambio de titularidad puede conllevar graves problemas para el comprador, pero también para el vendedor.

Ya sea si el vehículo es transmitido por fallecimiento del titular, donación de un familiar / amigo o la compraventa de un vehículo, siempre debe realizarse el cambio de nombre.
A continuación, conoceremos cuáles son los riesgos de no hacerlo y cómo el vendedor puede asegurarse de que esto no ocurra.

Riesgos de no hacer el cambio de nombre para el vendedor


De acuerdo con el artículo 32 del Reglamento General de Vehículos, el vendedor está obligado a notificar la transmisión del vehículo a la DGT.

Mediante una declaración de transmisión, el vendedor debe notificar los datos del vehículo y el comprador en los 10 días inmediatamente posteriores a la transmisión. También se deberá adjuntar el permiso o la licencia de circulación, para ser archivado en la Jefatura.

Si este trámite no se realiza, el vendedor continuará siendo el titular del vehículo con todas sus responsabilidades, hasta que el comprador realice el cambio de nombre.

  • Esto conlleva que el vendedor…
  • Deberá abonar las posibles multas o cualquier sanción del coche.
  • Es el titular del seguro.
  • Tiene responsabilidad sobre la ITV.
  • Tiene responsabilidad penal sobre posibles accidentes (a menos que consiga demostrar que no conducía él).

Si el vendedor hace la notificación de venta dentro de los 10 días después de la transmisión ya no tiene ninguna responsabilidad sobre el vehículo. Sin embargo, el coche o moto no podrá ser usado por el comprador hasta que él no realice el cambio de nombre.

Nuestra recomendación es que como vendedor no esperes a que el comprador haga el cambio de nombre, sino que hagas la notificación de venta justo después de la transmisión. De este modo, te aseguras de que ya no eres el titular del vehículo.

Riesgos de no hacer el cambio de nombre para el comprador


Incluso si el vendedor ya ha realizado la notificación de venta, el comprador está obligado a hacer el cambio de nombre del vehículo dentro de los 30 días inmediatamente posteriores a la transmisión.

En caso de fallecimiento del titular de un vehículo, el/los herederos/s deberán solicitar la transmisión del coche antes de un plazo de 90 días a partir de cuándo son determinados como herederos.

El trámite del cambio de nombre puede ser hecho en la DGT de manera telemática por el comprador o de manera presencial por el vendedor y/o comprador. En ambos casos, es necesario la firma de uno y otro en la solicitud de transferencia (https://sede.dgt.gob.es/sede-estaticos/Galerias/modelos-solicitud/02/Mod.02-ES.pdf).

En el caso de herencias el funcionamiento es algo distinto y deberás aportar las escrituras de herencia en el que se indique claramente que el vehículo lo hereda el beneficiario. Ya puede ser el testamento o una Declaración de Herederos.

En un caso u otro, no realizar el cambio de nombre supone los siguientes riesgos:

  • No eres el titular del seguro.
  • En caso de accidentes no estás protegido y no podrás cobrar los daños.

Deja un comentario

En cumplimiento de la legislación sobre protección de datos personales, te informamos de que TRAMICAR XXI, S.L., tratará tus datos personales como Responsable del tratamiento con la finalidad de publicar tu comentario en nuestro Blog. La base legítima para ello es tu consentimiento expreso. No se comunicarán tus datos a terceros, ni se realizarán transferencias internacionales a países ubicados fuera de la Unión Europea. Tienes derecho a revocar tu consentimiento, acceder, rectificar, suprimir, limitar, oponerte y solicitar la portabilidad de tus datos personales a través de rgpd_tramicar@tramicar.es o mediante carta dirigida a Glorieta de Rubén Darío, 4, 28010, Madrid. Asimismo, tienes derecho a reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Para más información puedes consultar nuestra Política de Privacidad