¿Qué garantía tiene un coche de segunda mano?

Comprar un coche suele ser una operación que conlleva algunos riesgos. Adquirir un vehículo de ocasión aumenta en muchas ocasiones nuestras preocupaciones. ¿haré una buena compra? ¿estará en buen estado? ¿qué garantía tengo? Hoy vamos a hablar con detalle.

Si has comprado un coche de segunda mano seguro que conoces las dudas que se generan: lo habitual es que no haya problemas, pero, si ocurre alguno… ¿qué garantía cubre?

Primero debes tener en cuenta si la operación de compra la haces a un particular o aun concesionario, ya que dependiendo del vendedor hay diferencias legales.

La Ley de garantías en la venta de bienes de consumo sólo puede aplicarse a los concesionarios, por lo que la garantía será mayor frente a un problema con un particular. Sin embargo, casi siempre al comprar a un concesionario el precio será mayor que si compras a un particular.

Garantía entre particulares ¿qué exigir?

El vendedor particular tiene la única obligación de entregar el vehículo sin ningún tipo de carga, gravamen o defecto alguno. En caso que el comprador detecte algún tipo de irregularidad en esta aspecto, dispone de 6 meses para interponer demanda judicial con el objetivo de arreglar los desperfectos sin coste o de devolver el producto comprado.

Para poder hacer uso de la garantía de 6 meses, debe existir primero una denuncia, además de la obligación del comprador de probar que el defecto es anterior a la compra. El vendedor no tiene obligación de entregar una garantía por escrito, de aquí la necesidad de interponer la denuncia.

Al comprar un coche de segunda mano qué debes tener en cuenta

El comprador no tiene derecho a reclamar por fallos a la vista en el momento de la compra, ya que el vendedor solo tendrá obligación de actuar, en caso de “vicios” o defectos ocultos.

Es más en el caso que el comprador sea un perito acostumbrado a detectar deficiencias en un vehículo de ocasión, se exime al vendedor de afrontar el pago de cualquier reparación de esta índole.

Si ponemos la denuncia y ganamos el litigio, además de arreglar el coche sin que afecte a nuestro bolsillo o rescindir el contrato de compra-venta son coste alguno, cabe una tercera vía, que no es otra que renegociar el precio de la venta a la baja. Se puede contratar con una aseguradora una ampliación de la garantía que cubra los posibles problemas.

Si compro el coche en un concesionario ¿qué garantía tendré?

Esas operaciones, como señalamos anteriormente, están cubiertas por la Ley de garantías en la venta de Bienes de consumo, siendo la garantía de un año desde la venta del vehículo.

El vendedor es 100% responsable del estado y las cualidades del coche en cuestión. Lo que implica que el comprador puede recurrir contra el vendedor siempre a través del arbitraje de consumo.

Recuerda que el precio de un vehículo de ocasión en un concesionario es mayor que si lo compras a un particular, debido a la inclusión del IVA. Aun así la mayoría de los concesionarios aceptan una rebaja del importe del coche de segunda mano si a cambio entregas un vehículo antiguo.

En caso de demostrarse que los defectos del vehículo adquirido son previos a la compraventa dispones de tres opciones:

# Reparación gratuita de los defectos

# Devolución del precio integro pagado

# Sustitución del coche por otro de las mismas características

 

¿Te ha gustado?

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.