¿Qué es el valor venal de un vehículo?

que-es-el-valor-venal-de-un-vehiculo

El valor venal del coche es un término que debes tener muy en cuenta si quieres saber qué indemnización recibirás si tu coche sufre un siniestro o qué precio tiene tu vehículo en el caso de que quieras transferirlo en el mercado de segunda mano.

 

Por ello, a pesar de no ser demasiado conocido, el valor venal debería ser un concepto que deberías considerar con respecto a tu coche; ya sea para venderlo o para calcular la indemnización si has tenido un accidente y el vehículo ha quedado destrozado.

 

Este valor se encuentra en muchas de las pólizas tanto de coches como motos, ya que algunas de las coberturas que se incluyen en un seguro de coche se basan en este valor. Asimismo, las aseguradoras suelen aplicar el valor venal en coberturas como el robo, incendio o siniestro total.

 

Por ello, tal y como explica el RACE, el valor venal de un coche podría entenderse como el valor de éste antes de producirse el siniestro, es decir, el valor que tendría para su venta. Este valor dependería de varias cuestiones como la marca, el modelo de vehículo, su antigüedad y las características propias del coche, valorándose elementos extras del vehículo o de tunning incluidos y declarados en la póliza, mientras que el kilometraje y mantenimiento no se tienen en cuenta,

 

Además, todos los vehículos que se adquieren tienen un valor venal concreto que se irá reduciendo con el paso de los años, lo que significa que la característica que más influirá en el valor venal será su antigüedad.

 

¿Cómo se calcula el valor venal?

Para calcular el valor venal del coche se utiliza un precio que estipula el Gobierno llamado valor oficial del vehículo, que publica periódicamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en una lista ordenada por marcas y modelos. Este precio estará basado en las características del coche y es el que tendrá que utilizar de referencia para tasaciones, indemnizaciones, peritajes, etc.

En caso de siniestro, la compañía aseguradora tomará como referencia el valor oficial y le reducirá un porcentaje en función del tiempo transcurrido desde la primera matriculación del coche. Cabe destacar que durante el primer año de antigüedad el vehículo conserva el 100% de su valor venal, mientras que si tiene 4 años se reducirá al 47%, llegando a reducirse al 13% si tiene entre 11 y 12 años de antigüedad.

De esta forma, el valor del coche será más bajo conforme más antigüedad tenga. Por esta razón, algunas aseguradoras declaran siniestro total un vehículo que suponga que el coste de su reparación sea más elevado que el valor venal.

¿Cuáles son las coberturas respaldadas al valor venal?

No todos los siniestros significarán una indemnización por parte del seguro para el titular del automóvil o motocicleta. En caso de robo, incendio y siniestro total, las aseguradoras te devolverán siempre el valor venal del vehículo. De igual forma debes consultar tus opciones para saber qué cuantía te corresponde en función del tipo de incidencia que haya sufrido tu coche o moto.

Te puede interesar ✅  Lo que necesitas a la hora de vender tu coche

Ya sabes lo que es el valor venal, así que si vas a comprar un coche o moto de segunda mano, vas a vender el tuyo o simplemente tienes curiosidad, infórmate antes para saber este punto. Existen páginas especializadas que lo calculan sin coste alguno. También puedes preguntar en tu aseguradora para conocer cómo lo están valorando.

Tipos de valores existentes además del valor venal

Valor mejorado: Este valor significa que éste será ligeramente superior al valor venal, al valorarse los precios y la situación del mercado de ocasión en un momento concreto, un factor que puede favorecer al modelo del coche siniestrado. Por ello, será recomendable contratar un seguro que aplique el valor venal mejorado que sólo el valor venal.

– Valor de nuevo:  Esto quiere decir el valor de un vehículo el día que sale del concesionario con su primera matriculación. Este valor incluye los impuestos aplicados al coche nuevo y el coste del transporte, y si alguna cobertura de tu póliza incluye este valor, en tu póliza alguna cobertura incluye el valor de nuevo, la aseguradora te pagará el importe que te costó el coche cuando lo compraste como nuevo; pudiendo hacerlo en dinero o en especie, es decir, entregando otro coche nuevo del mismo valor. Por último, cabe destacar con respecto a este tipo de valor que algunas aseguradoras ofrecen este tipo de valor durante el primer o dos primeros años del vehículo.

– Valor de mercado o reposición: Esto es el valor de compra de un coche con las mismas características y antigüedad en el momento de producirse el accidente de tráfico, sin tenerse en cuenta el kilometraje o el mantenimiento del vehículo, aunque incluyendo los gastos de transferencia, reparaciones y ganancia del vendedor; conceptos que no se incluyen en el valor venal. Por ello, la principal diferencia entre el valor venal y el valor de reposición radicará en la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta del coche.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.