Permiso de Circulación: todas las claves para este 2020

Uno de los documentos imprescindibles para llevar siempre contigo es el permiso de circulación, un documento que emite la DGT y que junto a ficha técnica donde aparecen las revisiones de la ITV no puede faltarte.

También llamado certificado de registro del vehículo o certificado de matriculación del vehículo, el permiso de circulación es un elemento que fundamentalmente acredita que está matriculado.  No solo los coches y las motos deberán disponer de él, ya que también los vehículos agrícolas o los de obras y servicios tendrán que llevarlo.

El permiso de circulación, idéntico tanto en España como en los 28 países de la Unión Europea desde hace algún tiempo,  es un libro de color verde y consta de 4 páginas, en las que aparecen los datos del titular del vehículo así como los datos y características básicas de éste.

Así, la información del vehículo que aparecerá en el permiso de circulación será la matricula, marca, tipo, variante o versión, servicio, masa máxima, periodo de validez de la matriculación si no fuera limitada, fecha de matriculación, fecha y lugar de expedición, cilindrada, el número de plazas y en el caso de ser un permiso de circulación de motos la relación entre potencia y peso.

A estos datos habrá que que añadirle tanto los kilómetros del vehículo como la vigencia de la Inspección Técnica de Vehículos ITV; y en el caso de ser procedente de un país extranjero, la información solo se incorporará al permiso de circulación cuando conste en la documentación original del vehículo.

Cabe destacar que el permiso B tendrá un periodo de vigencia de 10 años hasta que su titular cumpla los 65 años, y una vez que éste cumpla esta edad, la vigencia pasará a ser de 5 años.

Además, otra cuestión importante es que el permiso de circulación será un elemento fundamental a la hora de contratar el seguro obligatorio tanto de un coche como de una moto, ya que la compañía aseguradora tendrá que comprobar si el vehículo se encuentra en disposición de circular. Por otro lado, cabe recalcar que diferentes aspectos como el uso, la cilindrada o la potencia, podrán alterar el precio final del vehículo.

Por otro lado, será obligatorio que lleves el original del permiso de circulación siempre contigo. No obstante, podrás circular con una fotocopia compulsada, a pesar de descartar la opción de fotocopias. Esto será imprescindible, dado que sin la compulsa será como si circulases sin permiso de circulación y podrás llevarte por ello una multa indeseada o imprevista.

Duplicado o renovación del permiso de circulación

En el caso de que pierdas el permiso de circulación, deberás acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico más cercana y pedir un duplicado del permiso de circulación. Antes de dirigirte a Tráfico, tendrás que solicitar cita previa en la DGT para ahorrar todo el tiempo posible, y además, podrás llevar la solicitud rellenada en el impreso oficial, que podrás descargar desde la página web de la DGT.

Además, también tendrás que presentar el DNI del titular del vehículo y el permiso de circulación. En el caso de que estés acudiendo porque ya lo hayas perdido o te lo hayan robado y no por simple previsión, tendrás que pagar una tasa de 20 euros, que será obligatorio pagar con tarjeta.

Por otro lado, si vas a renovar el permiso de circulación porque tus datos hayan cambiado deberás presentar el DNI o tarjeta de identificación fiscal con los datos ya modificados. Cabe destacar que la única gestión gratuita es la de renovación por cambio de domicilio, para lo que deberás justificar el cambio de domicilio mediante el DNI o un certificado de empadronamiento expedido con menos de 14 días de antelación.

Asimismo, también existe el caso de que tengas que recuperar el permiso de circulación en Tráfico si te lo han retirado por no superar la ITV o bien por haber circulado con un vehículo que no ha pasado la inspección técnica, caso en el que se deberá trasladar el vehículo con una grúa. Aquí, tendrás que acudir con el boletín de denuncia y el original de la ficha técnica con la ITV ya en vigor.

Por otro lado, se considerará como una infracción leve que dispongas de permiso de circulación pero te lo hayas dejado olvidado en casa o en alguna parte, para lo que tendrás que pagar una cuantía de 10 euros. Sin embargo, si el vehículo carece de permiso de circulación, la infracción se considerará como grave y la multa podría llegar a los 500 euros.

Consejos de la DGT sobre el permiso de circulación

Cuando llegue el momento de transferir un vehículo, se deberá presentar el permiso de circulación y la parte compradora será quien se encargue de realizar el cambio de titularidad. A la hora de realizar la compraventa de un vehículo de segunda mano, desde la DGT recomiendan incluso indicar en el contrato tanto la hora como los minutos en la que lo entregas.

Por ello, será recomendable que indiques al comprador que antes de 15 días te remita una copia del permiso de circulación donde conste que el vehículo ya se encuentra a tu nombre. En el caso de no recibirlo en este periodo, tendrás que dirigirte a la Jefatura de Tráfico para comunicar que has vendido dicho vehículo.

Deja un comentario

En cumplimiento de la legislación sobre protección de datos personales, te informamos de que TRAMICAR XXI, S.L., tratará tus datos personales como Responsable del tratamiento con la finalidad de publicar tu comentario en nuestro Blog. La base legítima para ello es tu consentimiento expreso. No se comunicarán tus datos a terceros, ni se realizarán transferencias internacionales a países ubicados fuera de la Unión Europea. Tienes derecho a revocar tu consentimiento, acceder, rectificar, suprimir, limitar, oponerte y solicitar la portabilidad de tus datos personales a través de rgpd_tramicar@tramicar.es o mediante carta dirigida a Glorieta de Rubén Darío, 4, 28010, Madrid. Asimismo, tienes derecho a reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).”