Motosharing, una nueva forma de moverte en la ciudad

Hace algunos meses la empresa eCooltra, similar a Car2Go, ponía en marcha en Barcelona una app para alquilar alguna de las 25o scooters eléctricas que dispone en la ciudad. Tras el registro en la app localizas la moto más cercana, la reservas y tienes 15 minutos para llegar a recogerla. Puedes ampliar este tiempo a 30 minutos, pero pagas cada minuto extra. Una vez llegas a la moto, desbloqueas la misma con la app, te pones el caso que tiene en el porta-equipajes, enciendes tu moto y comienzas tu trayecto. El coste por minuto es de 0,24€, algo superior a los 0,19€ de Car2Go, pero con la ventaja añadida que puedes aparcar casi en cualquier lugar e incluso acceder a algunas zonas de tráfico restringido del centro de la Ciudad Condal.

Las motos tienen autonomía de 60km y se utilizan en modalidad free float, es decir que el usuario se despreocupa de la carga y descarga. Cuando la batería se está agotando, la moto desaparece del mapa de vehículos disponibles y los empleados de la empresa se encargan de hacer el repostaje en las instalaciones de la empresa. Para utilizar el servicio debes ser mayor de edad y estar en posesión de una licencia al menos para conducir ciclomotores.

El servicio está orientado a jóvenes de entre 25 y 45 años, acostumbrados al uso de la tecnología y con poco sentido de la propiedad. El servicios ha comenzado en Barcelona como prueba, ya que es la ciudad europea con más motos per capita y una de las difíciles para la circulación y aparcamiento en coche.

La empresa Muving ha estrenado en Cádiz un sistema similar para alquilar motos desde su teléfono móvil. Cádiz ha sido la primera ciudad elegida tal vez por su clima tan benévolo para la utilización de la motocicleta. El servicio de “motosharing” cuenta en Cádiz con una pequeña flota de motos y ciclos eléctricos, la ‘muvi‘ fabricada por Torrot, incorpora un ‘cerebro inteligente‘ para controlar el vehículo a través de una app.

Te puede interesar ✅  Consejos para elegir el seguro de tu moto

En Cádiz se ha empezado 30 motos eléctricas en servicio, 15 ciclomotores y 15 motocicletas de 125cc, aunque la idea es llegar a 200 vehículos, y en un futuro llegar a otras municipios de la Bahía de Cádiz.

Estas motocicletas son 100% eléctricas, no emiten gases contaminantes, lo que contribuye a salvaguardar el medio ambiente y frenar el cambio climático y así mostrar las ventajas de los vehículos eléctricos. Por otro lado no emiten ruido al circular y funcionan con dos baterías, una en uso y otra de reserva.

Al circular se abonan 0,18€ por minuto. Los vehículos entraron en servicio el 13 de marzo.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.