¿Merece la pena el mercado de coches de segunda mano en Alemania?

coches de segunda mano en Alemania

Durante los años 90, una gran cantidad de conductores comenzaron a adquirir coches de segunda mano en Alemania de gama media/alta, debido a la tendencia creciente de este mercado europeo a tener precios relativamente más bajos en comparación con los demás.

 

No obstante, desde la crisis económica de nuestro país los precios que se pedían por este tipo de vehículos bajaron considerablemente, por lo que comenzó a no compensar demasiado desplazarse hasta Alemania para obtenerlos.

 

Actualmente, los vehículos de segunda mano comienzan a hacerse un hueco cada vez mayor dentro del sector de la automoción y adquirir coches de este tipo en Alemania se vuelve a poner en práctica; ya que esta compra supone estimativamente un ahorro de entre un 10-25% respecto a la adquisición del mismo modelo en España.

 

Es cierto que en Alemania es más fácil encontrar determinados modelos y siguen existiendo buenas ofertas, pero los precios están más igualados con los de nuestro mercado; por lo que esta forma de adquirir un coche de segunda mano no resulta tan beneficiosa como lo era hace 15 años si además le sumamos todas las gestiones que se deben resolver durante el proceso.

 

Asimismo, existen factores como el uso del vehículo que se deben tener en cuenta en la compra de un coche de segunda mano en Alemania, ya que los conductores alemanes hacen casi el doble de kilómetros anuales que los españoles; de forma que es probable que un coche con la misma edad tenga casi el doble de kilómetros.

 

A pesar de las ventajas de este mercado, este proceso se debe llevar a cabo con precaución para no caer en errores que aumenten el coste total de la operación. Además, para no tener una mala experiencia de compra se debe tener en cuenta las peculiaridades existentes en el mercado y las normativas vigentes en este país.

 

¿Cuáles son las causas de la popularidad del mercado de coches de segunda mano Alemanes?

 

En primer lugar, una cuestión a destacar es que Alemania promete precios más competitivos para este tipo de vehículos porque firmas de alta gama como Mercedes-Benz, Audi, o BMW poseen sus fábricas y sedes centrales allí.

 

Otra razón es el nivel de vida elevado de sus ciudadanos, que conlleva a que éstos renueven su modelo de coche con mayor asiduidad que en otros lugares de Europa, existiendo una oferta de vehículos de segunda mano bastante alta con una antigüedad menor.

 

Otra peculiaridad que hace que Alemania resulte atractiva para compradores extranjeros es que este país es muy exigente en cuanto a los accidentes que puedan existir durante la vida útil del vehículo. Por ello, la legislación del país obliga a los vendedores a emitir un informe exhaustivo para los coches de segunda mano mediante un certificado obligatorio que acredita la existencia de golpes de toda índole.

¿Qué documentos son necesarios para la compra de coches de segunda mano en Alemania?

 

En el caso de comprar el coche a un particular, se deberá cumplimentar una documentación adicional como solicitar un contrato de compraventa firmado por ambas partes que será necesario traducir al español para iniciar los trámites de matriculación en España.

Te puede interesar ✅  La primera motocicleta de la historia

 

Tras producirse la venta del coche de segunda mano en Alemania entre particulares, se deberá solicitar antes de que el comprador conduzca de vuelta unas placas de matrícula provisionales con una validez de 30 días desde el día en el que se emiten, si quieres venir conduciéndolo desde Alemania, en caso de enviarlo no será necesario.

 

Además, es imprescindible un seguro temporal para el viaje de validez internacional, cuyo tiempo de vigencia no deberá ser menor al que se va a tardar en realizar el viaje para que el automóvil no circule de forma ilícita.

 

Por otro lado, a la hora de poner el vehículo a nombre del comprador se deberá pagar el Impuesto Sobre Transmisiones Patrimoniales; que oscila normalmente entre el 4% y el 8% del valor de compra del vehículo, dependiendo de la comunidad autónoma donde residas. (A no ser que el vendedor sea un compraventa y te emita una factura.)

También será obligatorio el Certificado de Conformidad Europeo (COC), que es el documento que especifica las características del vehículo que será necesario presentar en la ITV para efectuar una inspección prematriculación.

Asimismo, será fundamental pagar el Impuesto de Matriculación para circular por nuestro país; que se calcula en función de las emisiones de CO2 y los valores reflejados en las tablas publicadas anualmente por Hacienda en el B.O.E.

Posteriormente, se pagará el Impuesto de Circulación como el de cualquier automóvil comprado en España, que variará en función del Ayuntamiento y del tipo de vehículo; y se tendrá que acudir a Tráfico para pagar la tasa de matriculación.

De esta forma, con estos papeles resueltos el coche de segunda mano adquirido en Alemania será 100% legal para circular por territorio español.

 

¿Cuál es el ahorro actual a la hora de comprar un coche de segunda mano en Alemania?

 

Para saber si merece la pena comprar un coche de segunda mano en Alemania conviene tener en cuenta todos los gastos de este proceso, para saber si al comprador le compensa el viaje hasta este país como los riesgos de una operación internacional como ésta.

 

Así, el ahorro final no se ceñir debe exactamente a la diferencia de precio del vehículo en sí con respecto a este mercado, sino a los gastos adicionales que la operación conlleva: el viaje a Alemania, los traslados que suponga, las noches de hoteles, dietas y combustible para el viaje de vuelta; así como las gestiones necesarias que se deben llevar a cabo. Por su parte, los gastos de matriculación son elevados a menos que el vehículo emita menos de 120 g/km de CO2.

 

Por último, cabe destacar que en el caso de que un portal especializado se encargase de estos trámites los honorarios se tendrían que sumar al coste total; lo cual reduciría aún más la diferencia económica entre adquirir un coche en España o en Alemania.

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.