Será por sus audaces diseños, por su ingeniería y su tecnología siempre innovadora, por la historia que inspiró la creación de cada uno de sus míticos ‘modelazos’ o porque, en conjunto, todos estos identificativos convirtieron a las marcas italianas de coches en una revolución dentro del mundo del motor. Para ayudarte a refrescar la memoria, aquí te dejamos nuestro top cinco de marcas de coches italianas.

Fiat

Esta marca, que seguro ves todos los días en las calles de tu ciudad, es reconocida por crear automóviles de calidad, con diseños prácticos, que encajan perfectamente a las familias, a quienes están comenzando a conducir y a los veteranos de las carreteras.

Una curiosidad a destacar es que su modelo más popular y versionado ha sido el Fiat 500, creado bajo el concepto de un coche utilitario. Desde 2011 se fabrica en Toluca, México.

Lamborghini

Este coprotagonista de películas simboliza hasta el día de hoy personalidad, lujo y libertad. Además de automóviles reconocidos como el Lamborghini Gallardo, que es el más vendido de la marca, la casa fabrica y vende tractores desde sus inicios y motores para botes.

Ferrari

Ferrari es una marca aspiracional, elegante, deportiva, que significa éxito para muchos y es reconocida por su diseños cargados de identidad y potencia en su velocidad. Su emblemático caballo a dos patas o el “Cavallino Rampante” está inspirado en el que tenía dibujado Francesco Baracca en su avión, héroe italiano de la Primera Guerra Mundial.

Maserati

Esta exclusiva y funcional marca fue creada por Alfieri Maserati y contó en muchos de sus momentos más importantes con la colaboración de los hermanos del fundador; estos diseñaron el logo inspirado en el tridente de la estatua de Neptuno ubicada en la ciudad de Bolonia y algunos modelos. Antes de consagrarse como fabricantes de vehículos lujosos eran conocidos como fabricantes de bujías, también construyeron coches de carreras.

Alfa Romeo

La mayoría de los seguidores de esta marca, o aquellos privilegiados que se han embarcado a una aventura en uno de estos modelos, los califican como espectaculares. Aunque fue fundada en Milán, Italia en 1910, su fundador es el francés Alexandre Darracq y significa Anonima Lombarda Fabbrica Automobili. La palabra Romeo se le agregó una vez que Nicola Romeo, un empresario napolitano, compró la firma durante la Primera Guerra Mundial.

¿Eres tan fan como nosotros de las marcas de coches italianas? Seguro que sí.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.