La seguridad de los niños en el coche

seguridad_ninos

Los expertos aconsejan usar sistemas de retención infantil hacia atrás el mayor tiempo posible.

Un reciente estudio de la DGT junto a la Universidad de Granada causó cierta sorpresa al descubrir sobre el uso de las sillas para niños, denominadas Sistema de Retención Infantil (SRI), que sólo el 5% sabía a partir de qué edad se recomienda que los menores puedan viajar en el sentido de la marcha.

Los expertos en seguridad vial coinciden en que “lo más seguro es ir a contramarcha”. Y no es que sea más seguro, sino que es el único sistema que puede aspirar a lesión cero.

Mientras que los asientos infantiles que miran hacia adelante previenen el 75% de las lesiones, los que miran hacia atrás evitan el 95%. ¿Por qué?

Cuando se produce un accidente, si el menor utiliza un SRI en sentido a la marcha, los arneses bloquean el cuerpo, sin embargo la cabeza es lanzada hacia adelante con una fuerza incapaz de soportar por el cuello. Hasta los dos años, las lesiones más comunes entre niños son las del cuello, generadas por el tamaño de la cabeza con respecto al resto del cuerpo y a la fragilidad de la columna.

Todos los estudios realizados sobre el tema muestran cómo el porcentaje de padres que utilizan las sillas a contramarcha para su niños más pequeños es muy alto. La normativa marca como obligatorio utilizar la silla de esta manera desde que nacen hasta los 13 kilos. A partir de entonces los mismos padres instalan la silla en sentido de la marcha. Diferentes informes recomiendan que al menos los niños deben viajar de espaldas hasta las 2 años, y la DGT recomienda que lo hagan el mayor tiempo posible, hasta que su altura lo permita.

En el caso de un accidente frontal contra otro vehículo la espalda del niño soporta las fuerzas que se producen durante el impacto. El cuello soporta las fuerzas en las colisiones laterales, pero son accidentes menos violentos que los frontales. Son muchísimos menos los ocupantes de vehículos que resultan graves o mortalmente lesionados en alcances traseros que los pasajeros lesionados en colisiones frontales.

Para 2020 la DGT se propone como objetivo que, ningún niño muera en accidente por no usar el correspondiente SIR. En 2014 dos menores fallecidos no lo usaban. En 2015 fueron cuatro.

Algunos mitos que rodean los viajes de los niños a contramarcha

¿No pueden estirar las piernas? La posición natural de un niño es con las piernas flexionadas. De forma cotidiana los niños no estiran las piernas porque la flexión de las mismas es natural y cómoda. Los niños al viajar a contramarcha no lo hacen encogidos, sino con las piernas dobladas y apoyadas.

¿Aburrimiento? La perspectiva en un sentido o en otro es la misma. De espaldas a la marcha ven el respaldo del asiento en el que van sentados, de frente a la marcha, la visión que tienen es la del respaldo del asiento delantero.

¿protestan? Señalan los expertos en educación que las protestas de los hijos no pueden condicionar las decisiones sobre seguridad que toman los adultos. El llanto y la risa de un niño forman parte de su lenguaje y es algo que realizan con frecuencia. Los adultos debemos interpretar cuándo el llanto debe ser atendido y cuándo controlado.

La ley actual de Seguridad Vial establece que cualquier niño o adulto que no supere los 135 centímetros de altura, que circule dentro de un automóvil por carreteras españolas deberá utilizar silla de auto.

Obligatoriedad especificada en el RD 965/2006 de 1 de septiembre, que modifica el Reglamento de Circulación de 2003 y que establece: “las personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros de altura deberán utilizar un dispositivo homologado adaptado a su talla y a su peso.”

Esta obligatoriedad viene especificada en el Real Decreto 965/2006 de 1 de Septiembre cuando al modificar el Reglamento de Circulación aprobado en 2003 según Real Decreto 1428/2003 establece lo siguiente

Una vez alcanzados los 135 cms de altura, el usuario puede seguir utilizando de manera voluntaria la silla de auto hasta haber alcanzado los 150 cms de altura siempre y cuando la silla permita este tipo de uso.

¿Te ha gustado?

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.