La mejor guía para comprar motos de 125 de segunda mano

motos 125 segunda mano

Las motos de 125 de segunda mano son una tentación para muchos usuarios que tras mucho tiempo dándole vueltas, deciden dar un nuevo paso en su vida adquiriendo su primera moto; algo que en ocasiones llevaban soñando desde que eran niños, pero que por diferentes circunstancias de la vida aún no habían llegado a poder obtener.

Es por esto, que llegado el momento, muchas personas deciden comprarse un scooter de 125; existiendo personas que se cruzan con esta afición por casualidad movidos por la sensación de libertad o adrenalina que produce, personas que lo han deseado desde siempre o simplemente como una opción de movilidad urbana.

Sin embargo, es importante recordar que involucrar una moto a tu rutina conlleva sus riesgos, sobretodo cuando nunca has tenido ninguna. Por ello, para comenzar en este mundo son recomendables las motos de 125 de segunda mano; ya que para disponer de éstas solo necesitas el permiso de circulación B del coche, además de convertirse en la alternativa más manejable y segura para estos conductores primerizos.

De esta forma, los usuarios que comiencen adquiriendo este vehículo comprobarán si se sienten cómodos con éste conforme pase el tiempo, y podrán decidir entonces si probar con una moto de mayor cilindrada.motos_125cc_segunda_mano

Principales ventajas de las motos de 125 de segunda mano

 Uno de los factores que hacen atractivos a este tipo de ciclomotores, sobretodo al moverte por la ciudad, es la comodidad que implica circular y aparcar con ellos, así como los atascos que puedes llegar a evitar ahorrándote tiempos de trayecto considerables.

Por otro lado, estas motos poseen una movilidad más ágil y se adaptan fácilmente a la ergonomía del usuario que las utiliza. Además, consumen muy poco y son respetuosas con el medio ambiente al ser menos contaminantes.

Por último, otro aspecto fundamental es su precio, ya que no se necesita desembolsar grandes cantidades de dinero para adquirir motos de segunda mano de este tipo.

 ¿Qué debes comprobar antes de comprar una moto de 125 de segunda mano?

 En primer lugar, debes tener información sobre los trámites legales que se deben llevar a cabo para realizar la compraventa.

En el caso de no disponer de experiencia previa en este mundo, es recomendable comenzar con los scooter. Éste llegará a ser el aliado perfecto para movernos de un lugar a otro sin mayor dificultad que acelerar y frenar; ya que este tipo de vehículos ayudan a que la conducción sea más fluida al no tener marchas.

Te puede interesar ✅  11 curiosidades sobre las motos...

Para un conductor primerizo también es primordial que la moto de 125 cc de segunda mano que vayas a obtener disponga de ABS, una tecnología que sirve para impedir que las ruedas de una moto se bloqueen en caso de frenada brusca o de emergencia. Además de brindarnos más confianza y seguridad, este elemento nos resultará una ayuda elemental en situaciones en la que la frenada suele ser mucho más crítica por la poca adherencia.

Asimismo, se debe revisar el estado general del vehículo con el objetivo de no encontrar posteriormente averías ocultas que puedan resultar críticas: el estado de los neumáticos, sistema eléctrico, arranque…

Una vez llegado el proceso de compraventa, es recomendable haber realizado una investigación de los precios del mercado en diferentes portales especializados, con el fin de conocer el rango de precios en el que se posiciona la moto de 125 cc que deseas comprar.

¿Qué papeles se necesitan para adquirir una moto de 125 de segunda mano?

 En primer lugar, es imprescindible que la moto que vayas a adquirir disponga de toda la documentación en regla. Por ello, solicitar el Informe del Estado del Vehículo a la DGT te garantizará cuestiones como las cargas o gravámenes pendientes de la moto, el historial de titulares que ha tenido y los problemas detectados en las ITV. Asimismo, se debe solicitar el libro de mantenimiento y las facturas de revisiones y reparaciones. Si aún no has decidido realizar la transferencia y quieres solicitar el informe DGT, también puedes hacerlo con Tramicar.

Asimismo, otras cuestiones necesarias para obtener este ciclomotor son tener al menos 16 años, así como disponer del carnet A1 en el caso de no tener más de 3 años de experiencia de conducción; para lo que necesitarás pasar dos exámenes teóricos y dos exámenes prácticos. En el caso de tener más de 3 años de antigüedad de tu permiso B, bastará con este carnet para conducirlo.

Por otro lado, otra documentación fundamental de la que disponer cuando se realice el proceso de transferencia de titularidad, es el seguro de circulación obligatorio que debe tener la moto.

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.