La importancia de la transformación digital

transformacion digital

Son muchos quienes comentan en el día a día sobre la importancia de digitalizar su negocio. Los hay que no tienen claro el modo de hacerlo, que no saben el tiempo que les va a suponer, el esfuerzo económico, los resultados que van a obtener realmente y quienes no tienen claro cómo llevar a buen puerto la integración de sus trabajadores en este proceso. Sin embargo el común denominador en todos ellos es que tienen muy claro que lo tienen que hacer. Que ya no hay vuelta atrás. Son aquellos que además tienen claro que o se transforman con tiempo y estrategia, o el mercado les obligará a hacerlo de forma rápida y de un modo táctico.

Digitalizar una empresa ya no es una opción. Internet es todo y la presión aumenta sobre todos y cada uno de los elementos donde afecta. Cada segundo que pasamos sin ponernos manos a la obra es una oportunidad perdida. Y lo peor no es esto, sino que estamos poniendo en riesgo la supervivencia de la propia empresa. Es una realidad que en cualquier empresa, al echar el cierre diario, al terminar su jornada laboral, su marca continúa vendiendo, bien o mal y sigue expuesta en la red. Hoy es necesario saber que hacer con esos datos y como enlazar ese espacio de tiempo vacío con procesos automatizados al día siguiente.

A pesar de ser urgente y de que muchos tienen claro que tienen que iniciar su transformación digital, la inmensa mayoría no tiene claro que supondrá y cómo lo tienen que hacer. Internet impone sus reglas y algunas no se perciben de forma clara. Nuevas obligaciones, nuevas necesidades, que cambian a tal ritmo y velocidad que muchas empresas no las pueden seguir, sino que van de la mano de alguien que les ayuda. Un comercio, cualquier negocio, no puede estar pendiente de estos cambios, precisa de una mano que les ayude a gestionarlos de forma adecuada y en el orden que mejor se ajuste a sus procesos de trabajo.

Muchos han tenido claro que era importante iniciar una transformación digital de sus negocios, sin embargo no eran conscientes de lo que realmente implicaba. Cerca de un 90% de los responsables de negocio tienen la certeza de que la transformación digital es crucial para sus negocios y, sin embargo son incapaces de comprender que supone. Más de la mitad de estos directivos no saben que en realidad han iniciado una transformación de calado. Se adaptan en base a la táctica, cometiendo errores costosos que difícilmente revertirán a corto plazo o con crisis de comunicación que tendrán que gestionar en el futuro.

Te puede interesar ✅  ¿Se usa poco el transporte público?

La digitalización va más allá de renovar sistemas informáticos o comprar unos nuevos. La transformación digital no es comprar tecnología. No sólo, al menos. Tampoco es cuestión de contratar un nuevo perfil tecnológico que lleve a cabo la «transformación». Se trata de un complejo modelo de trabajo que inunda todo, poco a poco, pero siempre con una hoja de ruta clara. Desde los procesos, la comunicación, la tecnología, los datos y el modo de pensar. Más que una transformación digital, se trata de adaptación digital, porque o te adaptas a un nuevo mundo o éste provocará que tu espacio comercial se estreche.

Muchos preguntan por qué deben considerar la transformación digital como algo necesario en sus negocios. La respuesta es fácil: por respeto al cliente. La transformación digital no es un concepto vacío. Se trata de una filosofía para definir una estrategia de contenido, marketing, branding building, de relación con el cliente, de procesos y de gestión. Esta mecánica, esa automatización se lleva a término para tratar mejor al cliente, para saber más de él y poder venderle más también.

Para conocer la necesidad de iniciar un proceso de transformación digital estratégica, y siempre de la mano de alguien que sepa cómo ayudarte, lo mejor es que conozcas cuales son las consecuencias que pueden ocurrir en caso de no adoptar esa transformación. Quienes hacen caso omiso de la transformación digital son percibidos por los clientes como alguien que no tiene interés por ellos.

Un cliente busca productos y quiere interactuar con la empresa que los fabrica y, el 78% de los usuarios hoy lo hacen desde su dispositivo móvil. Su web no está bien adaptada. Cuanto menos es dramático navegar por ella desde un teléfono. El cliente sentirá que no estás interesado por él.

Parece claro, no. Ahora traslademos esto a todo. A la interacción, a los datos, a los procesos, a la filosofía de la empresa. En definitiva, a todo. El éxito del negocio digital no brota con sólo aprovechar la tecnología, ni con la sola conceptualización de nuevos modelos de negocio de compromiso. El éxito vendrá de saber fusionar a todos como si de un fenómeno integral se tratara y donde la participación y el apoyo de todos los niveles de gestión de la empresa sea un hecho.

No hay otra opción. No hay mucho tiempo. En Tramicar somos conscientes de ello.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.