Formas de detectar un timo en un taller mecánico

reparaciones_taller

Los talleres mecánicos son el quinto sector que recibe más quejas cada año. Los cuatro anteriores son las compañías telefónicas, transportes, sector financiero y vivienda. Lo primero que debemos hacer para evitar problemas o timos es solicitar un presupuesto por escrito y no cerrar nada de palabra. Si no tenemos ese documento o prueba no habrá posibilidades de reclamación.

Desde la OCU (organización e consumidores y usuarios) recomiendan acudir a talleres en los que se facilite un presupuesto gratuito. Si un taller te parece caro no tienes más que llevar el coche o la moto a otro taller y no te cobrarán ni un euro por el tiempo invertido en localizar la avería.

Elige el taller adecuado

Fíjate en la placa que todo taller debe tener en el exterior, donde aparece su número de registro legal y unos símbolos que indican la especialidad del mismo: carrocería, un martillo; pintura, una pistola de pintar; electricidad, una flecha quebrada; mecánica, una llave inglesa, etc.

Muy importante: si el taller no ofrece la especialidad que necesitas y aceptas la reparación, te arriesgas a que se haga mal o que puedan provocarse nuevas averías.

Ojo con los precios

El taller debe tener a la vista un listado de lo que cobra por la mano de obra. Es un dato útil para saber si este taller es barato o no. Aquellos más asequibles suelen tener mano de obra alrededor de los 30 euro/hora y los más caro rondan los 80 euros/hora.

Muy importante: revisa el horario del taller y dónde está el cartel de los derechos del cliente así como una tabla con servicios suplementarios, por ejemplo si una vez hecha la reparación tienes que dejar el vehículo otro días más en el taller.

¿taller independiente o taller oficial?

En 2010 la normativa se modificó en la UE y se permite desde entonces la revisión del vehículo tanto en talleres oficiales de la marca como en los independientes. Para que la marca respete la garantía, el taller debe ofrecer un standard de calidad similar al exigido a sus servicios oficiales, y pasada la revisión firmarle la garantía, especificando los servicios realizados, demostrando así que el plan de mantenimiento seguido es el adecuado.

Para evitar problemas, durante el tiempo que el vehículo está en garantía, el consejo es acudir a los talleres oficiales.

Un dato importante es que aquellas marcas que disponen de una garantía superior a los dos años, como son los vehículos de la marca Kia, que ofrece 7 años de garantía, las revisiones deben pasarse en sus talleres, porque la marca es quien da la garantía y no los servicios independientes.

A la hora de dejar el coche

Es importante firmar un resguardo, por duplicado, del depósito del vehículo. Una copia será para el taller, otra para ti. Debe especificarse el motivo del depósito, por ejemplo evaluar el vehículo para hacer un presupuesto.

No pierdas este resguardo y haz que en el mismo figuren los kilómetros con los que dejas el vehículo.

Pide siempre un presupuesto.

Siempre, antes de efectuar una reparación, exige un presupuesto por escrito el que figure, de forma detallada, el coste de las piezas, la mano de obra. ¿Por qué? Porque así, si el taller descubre piezas rotas u otras averías no podrá repararlas sin tu consentimiento.

Cuidado con la marca de las piezas

Todo taller está obligado a utilizar piezas homologadas. Ojo para ver si las colocadas llevan visible, la marca del fabricante, con las siglas ECE (homologación europea), seguidas de un código alfanumérico. Si la pieza no está visible, puede comprobar su marca, pidiendo la factura de compra.

Cuidado no te pongan piezas usadas

Esto lo permite Ley sólo cuando el taller se responsabiliza por escrito que están en buen estado y sólo en caso de urgencia justificada, por no existir en ese momento piezas nuevas, o si el usuario lo pide para abaratar el coste de la reparación, si bien por cuestiones de seguridad y por Ley, no puede afectar al sistema de frenado, suspensión y dirección del vehículo.

El coche está mucho tiempo en el taller por falta de la pieza

El plazo para suministrar un recambio para un vehículo fabricado en España es de 15 días y 30 para los modelos de importación. Si el vehículo quedase inmovilizado por un tiempo superior exija un vehículo de sustitución y reclame, al taller o al fabricante de la pieza, los gastos que te supone el no tener reparado el vehículo.

Al poco de pasar por el taller el vehículo se rompe

La garantía de toda reparación, por Ley, es de tres meses o 2000 km, en caso de vehículo industrial será de 15 días y 2.000 km. Aquellas piezas que no son de desgaste tienen dos años de garantía, desde la entrega del vehículo.

A la hora de pagar la reparación

Todo taller está obligado a entregarte una factura escrita, sellada y firmada, desglosando la reparación (mano de obra, piezas, horas de trabajo…) En el dorso de la misma debe figurar la garantía de la reparación.

Importante, si debido a un defecto de fabricación te arreglan el vehículo en garantía, aun con coste cero, exige la factura del taller. Si el problema persiste la factura será muy útil para reclamar.

Si consideras que existe abuso en el precio o que la reparación está mal hecha, deja constancia a través de una hoja de reclamaciones. Envía una copia a Consumo de tu ayuntamiento o Comunidad autónoma. Tienes dos meses de plazo.

 

 

¿Te ha gustado?

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.