España es el país europeo más proclive a comprar coches eléctricos

Según un estudio realizado por la ONG (NGO Transport & Environment) en toda Europa, los españoles son con diferencia los europeos que más apuestan por comprar en un futuro un coche eléctrico (un 48%), les siguen italianos y suecos. Se trata de un dato curioso, ya que Suecia es el país europeo a priori más proclive a la instauración general de coches eléctricos, hasta el punto que hace unos días el gobierno propuso la prohibición total de los coches de combustión ya sean diésel o gasolina.

¿Por qué entonces, si somos tan proclives a comprar coches eléctricos, hay todavía tan pocas compras?

En teoría, el crecimiento de los vehículos eléctricos es lento pero seguro. Este año se han matriculado ya más de 15.000 coches híbridos o eléctricos, una cifra mayor a la de todo 2017. Sin embargo, es un crecimiento que estima más de diez años para que veamos habitualmente este tipo de vehículos por las carreteras. Hay varias razones tras este fenómeno:

El precio y la perspectiva sobre lo eléctrico:

Por el momento, comprar un coche eléctrico supone un mayor desembolso de dinero que uno normal. En la encuesta un 68% ve el precio como el principal obstáculo a la hora de adquirir este tipo de coches, además, hay que tener en cuenta que dos de los países con más poder en la industria automovilística como son Alemania o Francia son los que peor ven el advenimiento de la era eléctrica, lo que puede estar ralentizando su crecimiento.

Esto, unido a una falta de medidas efectivas que incentiven de verdad la compra de un eléctrico ha hecho que este crecimiento se prevea de más de una década hasta acoplarse al mercado con asiduidad. Motivo por el cual se estima que en 2025 el 25% del parque de vehículos sea eléctrico.

El segundo aspecto que más preocupa a los europeos según la encuesta en la escasez de puntos de carga, sobre todo teniendo en cuenta que muchos motores tienen una capacidad de 200 kilómetros lo que dificulta viajes a grandes distancias. En ese sentido el país con mejor infraestructura actualmente (Suecia) es en el que menos preocupa este punto mientras que España e Italia son las poblaciones en que más preocupa este factor.

 

Finalmente, una mayoría de europeos ven con buenos ojos las nuevas medidas que Bruselas pretende implementar para reducir el CO2 aunque ello conlleve medidas que afecten negativamente a los propietarios de vehículos diésel o gasolina.

España es el país europeo más proclive a comprar coches eléctricos
5 (100%) 1 vote

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.