Consejos a tener en cuenta a la hora de elegir un coche usado

comprobar_coche_segunda_mano

Como bien sabes llegado el momento, comprar un coche de segunda mano puede ser una de las opciones más interesantes. Sin embargo debes chequear una serie de puntos para no llevarte alguna que otra desagradable sorpresa.

Si por tu cabeza pasa comprar un coche próximamente y te has planteado comprar un vehículo de segunda mano, te aconsejamos realizar una buena revisión del estado del vehículo para evitar que te den gato por liebre. Aumenta, por tanto, tu seguridad en el momento de la compra con los consejos que hoy te vamos a explicar. Te ayudarán a identificar los problemas más habituales que puede tener un vehículo usado.

Motor de arranque

Arranca y apaga el automóvil y comprueba que el motor no hace ningún ruido extraño. Al alcanzar la temperatura habitual de funcionamiento debería arrancar de forma correcta. Es posible, que en algunas ocasiones, como consecuencia de problemas en los sensores del cigüeñal o del árbol de levas, el motor pueda funcionar de forma correcta en frío y, por el contrario, fallar al arrancarlo.

Frenos

Preocúpate que no se encienda ningún testigo en el panel de control que indique el funcionamiento irregular del ESP o el ABS. Haz una prueba de conducción para comprobar que el coche frena de forma correcta. Si en ese momento el pedal vibra, es que tiene algún problema.

Transmisión

Si el embrague tiene algún tipo de ruido o el recorrido del pedal te resulta anormal desconfía. Además dedica unos minutos al cambio para comprobar que funciona de forma correcta tanto en situaciones de frió como en caliente. Ojo que no rasque al cambiar.

Dirección

La dirección suele ser peculiar de cada tipo de vehículo. Nuestro consejo es que gires la dirección en todo su recorrido, asegurándote que no se escuche ningún ruido y que el volante se desliza de forma suave.

Suspensión

Primero comprueba las ruedas del coche, el desgaste debe similar por ambos lados. También te recomendamos hacer una prueba en diferentes tipo de firme, tratando de tomar algún bache. Es la mejor forma para chequear la estabilidad del coche.

Escape

El color del humo que sale del tubo de escape es una señal inequívoca del estado del coche. Un tono azulado indica consumo alto de aceite. Si por el contrario es blanco puede significar falta de carburante en la combustión o que existe condensación en el escape, sobretodo en invierno. Si el humo es negro el problema será que consume combustible en exceso.

Neumáticos

Es uno de los elementos más importantes del vehículo. Debes chequear el estado de cada neumático: su profundidad, el desgaste y si éste es irregular, ya que puede ser el indicativo de un problema en la suspensión.

Carrocería

En toda ocasión que compres un vehículo de ocasión debes comprobar con detalle este elemento. Compruébalo a plena luz del día y en condiciones atmosféricas de seco. Los abollados y el estado de las puertas puedes comprobarlos desde un ángulo lateral. Desconfía por otra parte de las pegatinas. Normalmente esconderán arañazos.

Iluminación

Comprueba que todos los elementos de iluminación funcionan de forma correcta: posición, largas, antiniebla, marcha atrás e intermitentes. Su mal funcionamiento puede deberse a la bombilla o que uno de los fusibles esté fundido, o que se haya producido algún fallo en la centralita del vehículo. Si, además, la intensidad no es constante debes revisar el cableado y el alternador.

Finalmente si después de comprobar estos elementos no las tienes todas consigo y desconfías solicita el informe DGT y recíbelo en tan solo 20 minutos.

¿Te ha gustado?

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.