Cómo saber si un coche de segunda mano tiene multas pendientes

multasocargas

Cuando compras un coche de segunda mano puede surgirte la duda o el miedo sobre qué te vas a encontrar. Una de esas dudas surge sobre el tema de la multas impagadas o cualquier otro tipo de lastre. Hoy vamos a explicarte cómo puedes saber si un coche usado tiene multas o cargas.

Si has pensado comprar un coche o una moto de segunda mano deberías solicitar todos los trámites oportunos sobre el estado del vehículo en cuestión. Así evitarás sorpresas desagradables como multas, recibos o impuestos sin pagar, o cualquier tipo de embargo.

Si quieres prevenir posibles pagos que no son de tu incumbencia te recomendamos incluir una cláusula en el contrato de compra y venta, para llegado el caso, obligar al dueño a hacerse cargo de los gastos pendientes del vehículo. Aun así, aunque incluyamos este punto en el contrato, estamos obligados a justificar que esos costes pertenecen al dueño anterior del vehículo.

¿dónde puedo acudir para obtener esta información?

Presenta la matrícula del vehículo que vas a comprar en la Jefatura Provincial de Tráfico para que te faciliten un informe detallado sobre el vehículo. Este servicio tiene unas tasas de 8€, de esta manera estarás al tanto de si el automóvil usado tiene multas o cargas, o si está implicado en algún delito o expediente judicial vigente.

Si quieres saber si el vehículo está embargado, debes acudir entonces al Registro de Bienes Inmuebles y solicitar un informe del vehículo en cuestión. Con este documento podrás conocer de igual forma si el anterior propietario tenía plazos pendientes de pago o una reserva de dominio de alguna financiera o bien un contrato de leasing que aún no ha finalizado.

Antes de hacer el pago del vehículo es muy importante que el vendedor te dé el recibo del impuesto municipal de circulación del año en curso. De  esta forma podrás estar tranquilo de que el pago de los impuestos está al día. Si este impuesto no está en regla no podrás realizar el cambio de titularidad del vehículo.

Ahora que ya sabes si el coche usado tiene multas o cargas podrás realizar la transacción del importe de la compraventa sin ningún problema y gestionar todos los papeles para convertirte en el nuevo titular.

En el caso de tener multas impagadas por la otra persona, tú serás el único responsable y quien tendrá que solucionar el malentendido.

Para que esto no te ocurra, Tramicar te ofrece un servicio personalizado de gestión de los trámites de tu vehículo.

¿Te ha gustado?

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.