Cómo poner las cadenas al coche

Ya han empezado a bajar las temperaturas y, si nos guiamos por los sucesos de otros años como el año pasado, es muy probable que si viajamos a zonas con peligro de nieve tengamos que poner cadenas al coche, hoy te damos una serie de consejos para ello.

A pesar de la aparatosidad que aparenta, su instalación es mucho más sencilla de lo que a primera vista pudiera parecer. Es muy importante que recuerdes que una vez puestas las cadenas no debes superar los 50 kilómetros por hora y cuando no haya nieve debes parar para desmontarlas, porque de lo contrario seguro las romperás.

Tipos de ruedas

Las cadenas deben ponerse siempre en las ruedas motrices, es decir, aquellas que reciben la fuerza del motor. Si tu coche se encuentra entre el 75% de los vehículos con tracción delantera, debes ponerlas en las ruedas delanteras. Si tu vehículo utiliza un propulsor trasero, las cadenas deben ir en la ruedas traseras. Ahora, si es un vehículo con tracción total, deberías ponerlas en la cuatro rueda, si bien cada sistema de tracción 4×4 tiene sus particularidades. En ocasiones es suficiente con ponerlas en un eje, sin embargo nuestro mejor consejo es que consultes del manual del vehículo para tenerlo claro, pues en el mismo te indicará en qué eje debes ponerlas.

Cadenas de tela. En realidad no se trata de unas cadenas propiamente dichas, sino de unas fundas de nylon. Desenrolla la funda para comprobar que las instalas correctamente. La idea es colocar la funda como si le estuvieses colocando un abrigo al neumático. Comienza en la parte superior de la rueda, asegura que la funda se acopla a la banda de rodadura y a los flancos del neumático y estírala a lo largo del mismo. Ahora suelta el freno de mano del vehículo para que ruede unos centímetros y la rueda pise sobre la funda. Para completar el montaje tira de la funda para cubrir la parte de neumático que aun es visible. El gran inconveniente de estas cadenas es que debes quitarlas en cuanto no haya nieve, ya que sino en 500 metros las habrás destrozado. Además después de cada uso debes lavarlas.

Te puede interesar ✅  ¿Cuál es la ética de los coches autónomos?

Cadenas clásicas. El montaje lleva más tiempo. Unos 20 minutos de media. Lo primero que debes hacer es estirar la cadena en sl suelo cuidando que ningún trozo de cadena quede enrollado con otro. A continuación debes estirar el cable de acero por detrás de la rueda y enganchar este mecanismo, por lo que seguro te ensuciarás las manos y los brazos. Continúa estirando la cadena sobre la banda de rodadura del neumático, desplaza el coche unos centímetros para que la ruede pise los eslabones y finaliza cubriendo la rueda con la cadena. Enlaza los enganches y tensores, de forma ya fácil porque sólo tienen una posición para que encajen correctamente. Uno de sus inconvenientes más comunes es que suelen rallar las llantas de aleación.

Cadenas mixtas. Combinan la comodidad de las fundas de tela con las cadenas de eslabones. Su instalación es mucho más sencilla. Y por ello son más caras. Debes estirarla sobre el suelo para comprobar que no tienen ningún nudo, disponen de eslabones para la banda de rodadura, sin embargo el aro que se coloca por la parte posterior es de nylon y la parte delantera es de textil. Colocas entonces el aro de nylon por detrás de la rueda y extiendes la cadena por la banda de rodadura. Al no tener tensores su instalación es mucho más fácil y rápida. Al igual que en las dos anteriores debes mover el vehículo unos centímetros para que se coloque dentro de los eslabones.

Finalmente recordarte que es importante que retires las cadenas una vez que no hay nieve en la calzada, de lo contrario cualquier dispositivo que utilices se romperá fácilmente. Además los eslabones de las mixtas podrían dañar los neumáticos.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.