Cómo liderar un proyecto en un sector históricamente de hombres

raquel_2

Las mujeres han ido escalando a lo largo de los años puestos hasta convertirse en respetadas directivas y fundadoras de grandes empresas. De hecho, actualmente existe una proporción global de mujeres en puestos directivos del 25%, según  la encuesta anual de Grant Thornton a 5.500 empresas

Raquel Navares, CEO de Tramicar, apunta que cada día hay más mujeres en puestos directivos y los hombres entienden que la forma de trabajar es diferente porque las mujeres van “más al grano”. A pesar de las estadísticas de un crecimiento progresivo, este es muy lento, ya que sólo hay un aumento de 2016 a 2017 del 1%, pasando de un 33% a un 34% a nivel mundial.

En la actualidad, es mucho más común ver mujeres liderando proyectos innovadores, tecnológicos y en campos donde han predominado los hombres históricamente. Sin embargo, no siempre ha sido así. “Cuando empecé no tenía la experiencia que tengo ahora, tras 20 años de trabajo. En mi momento, comenzaban a verse a mujeres en los puestos directivos”, indica Raquel Navares y añade: “Entonces, fuí aprendiendo de los errores que cometía, aunque me caía me levantaba, crecía y lo más importante para mi fue mantener la ilusión y creer con el proyecto”

Podemos encontrar mujeres en puestos directivos o ver cómo se convierten en ejemplos a seguir dando vida a nuevas y emprendedoras empresas en sectores donde los hombres han permanecido al mando durante décadas tal como Raquel Navares ha hecho a lo largo de los años, rompiedo estereotipos marcados socialmente y apostando por la igualdad laboral. Cada día hay más mejoras para conciliar la vida familiar y laboral, hasta el punto de ser una cuestión de saber organizarte tu día a día, comenta Raquel Navares: “El día tiene 24 horas y se puede llevar una vida perfectamente con hijos, sin hijos y trabajando. Es una cuestión principalmente de orden”.

Y aunque aún quedan resquicios en la sociedad de comportamientos machistas, Raquel Navares asegura no haberse sentido diferente.

“Siempre he trabajado con hombres que han estado en mi misma posición y, tal vez, al no sentirme diferente no he recibido un trato especial simplemente por ser mujer”.

Raquel Navares es el claro ejemplo de que una mujer puede lograr aquello que se proponga, tanto a nivel laboral como familiar. Sin importar si el sector es más propio de hombres o se le atribuye a ellos. Sin ir más lejos, cuando le propusieron liderar Tramicar, fue para ella un reto apasionante, dónde dar un cambio tecnológico a un trámite administrativo como es la transferencia de vehículos. “Este proyecto me apasiona, así como poder crecer con las nuevas generaciones del dispositivo móvil e irrumpir en un sector determinado”, declara orgullosa y hace hincapié: “Creo que lo estaba demandó la sociedad y estoy ilusionada con el proyecto”  

Al final la mujer se ha ido transformando con los años, pasando de limitarse a estar en casa esperando a su marido ha liderar puestos de directiva en proyectos apasionantes. Una “mujer líder”, acuña Raquel Navares, es aquella mujer muy segura de sí misma, capaz de ponerse unos objetivos concretos y ante todo confiar en sí misma y sobre todo en el proyecto. “Tanto un hombre como una mujer inteligente son aquellos que saben adaptarse a cualquier circunstancia, reponerse de las caídas y sortear los muros que encuentras en el camino”, indica R. Navares y apunta: “Sólo hay una cosa en este mundo que no se puede superar, el resto se supera”

El crecimiento de las mujeres es progresivo, tal vez lento pero seguro. Es importante olvidarse que existen diferencias de género, aconseja Raquel Navares, no sentirlas y no sentirse diferente a un hombre por ser mujer, mantener presente la ilusión y las ganas de trabajar. “En el mundo laboral no hay diferencias entre hombres y mujeres”.

Raquel Navares

Te puede interesar ✅  Reserva de dominio ¿puedo vender o comprar un coche?

CEO Tramicar

¿Te ha gustado?

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.