Cómo ha evolucionado el mundo del coche en los últimos 40 años

Sin duda ahora nos encontramos en un momento de transición en lo que se refiere al tipo de combustible que utilizamos y que utilizaremos cada vez más: la electricidad. ¿Pero hasta ahora, qué ha cambiado en el mundo automovilístico?

 Evolución de los coches en los 80

Las últimas décadas del siglo XX han destacado por una mejora considerable en los motores de los vehículos gracias a la creación de nuevos sensores y microprocesadores, hecho que cambió las reglas del juego en el proceso de fabricación. Fue a partir de los 80 cuando las compañías empezaron a establecer una nueva línea de desarrollo con la inyección electrónica de combustible, una manera  de maximizar el rendimiento del motor cuando mezcla el aire y el combustible.

Otro aspecto a destacar de esta década es el de la aplicación masiva de bolsas de aire– conocidas como airbags– por parte de los fabricantes, ya que se perfeccionó la forma en la que se desplegaban e incrementaban la seguridad del conductor. No obstante, fue más tarde cuando los avances en carrocería permitirían minimizar los daños del conductor en caso de colisión.

Los 90, incorporaciones digitales

Aunque es popularmente sabido que los sistemas de navegación empezaron a implementarse en el año 2000, su desarrollo inicial fue en los 90. Más tarde, gracias a nuevas leyes que descodificaban la información de los satélites y de los sistemas de navegación, el conocido GPS se popularizó a nivel mundial.

Fue también en esta década cuando se incorporó masivamente el sistema antibloqueo de ruedas -ABS- y el ESP, que sirve para controlar de forma automática la estabilidad del vehículo cuando se pierde el control involuntariamente.

Te puede interesar ✅  Coche eléctrico, ¿presente o futuro?

Nuevo milenio, nueva era

Como comentábamos, actualmente nos vemos inmersos en una etapa de transición en el uso de combustible que se remonta a prácticamente 20 años atrás. Fue en la primera década del siglo cuando aparecieron las primeras producciones masivas de vehículos híbridos, una transformación que se mantiene en la actualidad y que también ha sido posible gracias al desarrollo de la tecnología informática y de las telecomunicaciones.

Este desarrollo ha originado que actualmente los automóviles pueden controlar el entorno. La adición de cámaras, radares y sensores, suponen una ayuda extra al conductor, ya que son capaces de identificar señales de tráfico, eliminar ángulos ciegos de los retrovisores, controlar la distancia mínima de seguridad, y supervisar cambios de carril. Incluso los airbags tienen un inflado variable en función de la colisión que se produzca.

La actual era ha marcado un hito en lo que se conoce como coches inteligentes y conectados, que sin duda marcarán el camino a seguir en las próximas décadas.

Y tú, ¿ya te has sumado a la nueva era de la conducción?

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.