Claves para negociar el precio de un coche de segunda mano

Si queremos comprar un coche de segunda mano, antes de hacerlo debemos saber cuánto nos queremos gastar. Además, en el mundo de la compraventa de coches hay que tener cuidado con las estafas y, para ello, debemos conocer lo que estamos comprando y ser realistas con el precio que vamos a pagar por el coche.

Cómo negociar el precio de un coche de segunda mano

Durante todas las negociaciones siempre se produce un momento en el que el vendedor intenta conseguir más y el comprador intenta pagar menos, pero, ¿sabes cómo negociar el precio de un coche de segunda mano?

Negociar la compra de un coche a un particular

Una de las formas más efectivas para que se produzca una bajada en el precio del vehículo, es que el coche presente desperfectos que no estaban reflejados en el contrato. De manera que el comprador debería descontar del precio lo que costasen las reparaciones de dichos desperfectos.

Por otro lado, puedes intentar rebajar el precio del vehículo, aunque este no presente desperfectos, aunque será más difícil… Normalmente, antes de comprar un coche de segunda mano, es interesante que “estudies” el mercado; si sabes qué modelo te gusta, investiga por cuánto se vende este coche de segunda mano y podrás hacerte una idea de su precio.

Siempre que el coste del coche esté por encima de la media, puedes intentar negociar la compra, aunque no siempre lleguen a hacer una rebaja en el precio de venta.

Cómo conseguir una rebaja con un vendedor de coches

Antes de nada, debes tener en cuenta que con vendedores de coches profesionales la posibilidad de rebaja es prácticamente imposible. En un concesionario de coches de segunda mano, los empleados están para maximizar los beneficios de la compraventa de vehículos, por lo que será mucho más difícil negociar. Aunque siempre existe algún que otro truco para, aunque sea, intentarlo:

Te puede interesar ✅  Cómo liderar un proyecto en un sector históricamente de hombres

Una buena estrategia es “hacerse de rogar”, es decir, ¡nunca digas sí a la primera! Así el negociador sabrá que conoces lo que estás comprando y que no puede “tomarte el pelo” así como así. Ten en cuenta que los precios siempre tienen que ser racionales al coche que vas a comprar.

Además, tener segunda elección siempre ayuda: si tienes múltiples opciones, el vendedor tendrá más posibilidades para enseñarte, lo que puede hacer que ajuste lo máximo posible el presupuesto al ver que no era tu preferencia de compra.

Desde Tramicar te aconsejamos que intentes negociar el precio del vehículo siempre y cuando puedas hacerlo, es decir, si el coche está en perfecto estado y el precio está dentro de la media ¡no pierdas el tiempo intentando algo imposible! Además, sé listo, estudia tu compra, pide un reconocimiento del vehículo y, si es posible, pruébalo, ¡no te lleves sorpresas!…

Si estás pensando en comprar un coche de segunda mano te recordamos que con Tramicar puedes hacer la transferencia del vehículo desde tu casa de la forma más cómoda y segura.  ¡Visita nuestra página!

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.