Los cambios en la nueva ITV

A partir del 21 de mayo entra en vigor en toda Europa la reforma de la ITV. Las principales novedades de esta nueva ITV son el endurecimiento en cuanto a seguridad vial y, sobre todo y la más polémica, la manipulación de emisión de gases. Al parecer una técnica que se lleva haciendo a una mediana escala y por la que miles de coches se verán afectados. Pero, ¿cuáles son los cambios en la nueva ITV?

 

Como principal cambio para estos controles, se ha puesto énfasis en el control de emisiones como la principal característica de esta nueva ITV, lo más llamativo es que no se controlan límites de emisiones, sino que se utilizarán los OBD o pequeños sistemas de diagnóstico para chequear el motor del vehículo, de esta manera se sabrá si el vehículo cumple con las normas o no. Como ya comentábamos la semana pasada en nuestra entrada sobre los protocolos anti contaminación, la emisión de gases y su reducción es algo prioritario a nivel europeo.

 

Otro de los principales cambios es el control de los elementos de seguridad vial, como son los airbags y si están indebidamente manipulados, el bloqueo de frenos, los cinturones de seguridad etc.

 

Aunque como cambios interesantes cabe destacar la introducción de una medida europea por la que un coche que haya pasado la ITV en otro país de la unión no tendrá que pasarla por otro, sino que se mantendrán los estándares de modo que hasta que no le toque no tendrá que volver a pasar el test. También se podrá volver a intentar pasar la ITV en caso de fracasar en la estación que uno elija, sin embargo habrá que tener especial atención a los costes que ello implica, ya que realizar una segunda prueba en la misma estación será, por lo general, gratis. Cambiar a otra estación supondrá pagar los costes como si de la primera vez se tratase.

 

Te puede interesar ✅  ITV caducada, ¿qué hacer?

Hay que destacar también que muchas ITV no están preparadas para estos cambios, por tanto tendrán hasta Septiembre para actualizarse tanto en líneas de inspección como en operarios para poder empezar a llevar a cabo este nuevo sistema de análisis mediante sistemas de diagnóstico del motor (EOBD/OBDII). De la misma manera los sistemas de seguridad no está integrada en todos los centros, por tanto, es difícil saber hasta qué punto estas nuevas medidas estarán disponibles a lo largo de los próximos meses y cuáles serán los centros de ITV preparados o no.

 

Esto tiene además un doble rasero, y es que hasta el 10 de septiembre los vehículos que no pasen la prueba por OBD no tendrán por qué ser rechazados, por lo que se le informará al poseedor del vehículo sobre el problema pero hasta esa fecha no tendrá por qué no pasar la ITV. Uno de los motivos por los que las estaciones se quejaban este pasado fin de semana sobre la saturación de vehículos intentando pasarla, probablemente intentando adelantarse a estos cambios.

 

¿Qué os parecen todos estos cambios?

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.