✅Caballos fiscales, ¿qué son y cómo calcularlos?💥

como-calcular-caballos-fiscales

Seguimos ampliando el glosario de términos sobre coches y está vez hablaremos de los caballos fiscales.

¿Qué son los  caballos fiscales?

Todos los conductores que disponen de un vehículo reciben una notificación anual para realizar el pago de impuestos sobre los vehículos de tracción mecánica o el Impuesto de Circulación. El cálculo de esta tarifa se lleva a cabo en función de los caballos fiscales del automóvil en cuestión.

Los caballos fiscales no son una unidad física de potencia, mientras que sí son el valor que muestra la carga de impuestos que se le aplica al vehículo en función de los caballos de fuerza real. Por ello, los caballos fiscales nos servirán para conocer cuánto tendremos que abonar por el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, tanto en España como en otros países.

De esta forma, los caballos fiscales deberán corresponderse con los caballos de fuerzas reales del vehículo, pagándose una cantidad determinada en concepto de Impuesto de Circulación o Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

Así, la potencia fiscal o caballos fiscales de un vehículo viene a ser una cifra que se obtiene con la cilindrada del motor, con valores como el diámetro de los cilindros, la carrera del pistón y el número de cilindros; y cuanta más cilindrada exista, más caballos fiscales habrá.

 

via GIPHY

Cabe destacar que los caballos fiscales vienen reflejados en la Tarjeta de la ITV del vehículo en el apartado de potencia fiscal (CVF), seguido de la potencia en kW, que sí que es una unidad de medida usada en física. Ésta, por su parte, expresa la potencia real del motor, aunque no tiene ningún efecto en el impuesto que pagamos.

Los caballos fiscales son, sin duda, uno de los aspectos técnicos de los vehículos más desconocidos por muchas personas; sin embargo, es un elemento que se debe conocer para saber cuánto pagaremos al año por el ya famoso Impuesto de Circulación.

Por ello, desde Tramicar te ayudaremos a que entiendas cómo calcular los caballos fiscales que tiene un coche, por si existe la posibilidad de que no tengas a tu disposición la ficha técnica del vehículo y quieras conocer el coste de esta tasa.

¿Cómo calcular los caballos fiscales?

Mediante algunas fórmulas podrás llegar a resolver cómo calcular la potencia fiscal, que en la ficha técnica del vehículo aparecerá como “potencia real/fiscal” más el número concreto.

A veces puede ocurrir que no encontremos este dato en la ficha técnica de nuestro vehículo, pero se trata de un elemento que podremos calcular teniendo en cuenta algunas fórmulas y otros datos relevantes sobre el vehículo. La información de la que dispongamos para realizar estos cálculos y averiguar los caballos fiscales dependerá de si estamos ante un vehículo más nuevo o con más años de antigüedad a sus espaldas.

Te puede interesar ✅  X cosas que hay que revisar del coche antes de salir de viaje

Normalmente, los coches más antiguos se refieren a la potencia del vehículo en kilovatios (kw). Por ello, podrás convertir los kW a CV y viceversa. Para obtener los CV de tu vehículo, deberás multiplicar los kW por 1,36; y si quieres convertir CV en kW,  tendrás que dividir los CV entre 1,36 y te saldrán los kW.

Por otro lado, en el caso de que no conozcas los kilovatios de tu vehículo, pero sí conozcas la cilindrada, deberás seguir  esta fórmula para conocer la potencia: 0,08 x número de cilindros (cilindrada/número de cilindros) elevado a 0,6.

La potencial fiscal o los caballos fiscales dependerán de elementos como la cilindrada y el número de cilindros, Asimismo, existen otros factores que influyen en la potencia real del coche (que puede no corresponderse con la potencia fiscal), por ejemplo, el número de revoluciones por minuto (rpm) que puede alcanzar el motor o la relación de compresión.

Asimismo, también existen herramientas en línea como calculadoras de caballos fiscales a las que también puedes recurrir.

¿Cómo calcular la potencia fiscal de un vehículo nuevo?

 

Los coches actuales cuentan en sus fichas técnicas con toda la información  expresada en CV (caballos de vapor), mientras que como hemos comentado, cuando el coche es un modelo más antiguo normalmente expresa la potencia del vehículo en kW.

 

Además, el nombre que le ponen a los CVF en las fichas técnicas es “potencia fiscal”, y se encuentra normalmente en la parte inferior derecha de la ficha del automóvil. Así, dependiendo del valor o de la potencia del vehículo, la cuantía del impuesto será mayor o menor cuando vayas a asegurarlo o matricularlo para pagar impuestos.

 

¿Cómo se obtiene este valor en los motores eléctricos?

En los motores eléctricos este número se obtiene con su potencia efectiva, por lo que en este caso el cálculo será mucho más sencillo. Por ello, tendremos que dividir la potencia efectiva entre 5,152. Esta potencia será la que determine el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y se obtendrá sumando las potencias máximas mantenidas durante 30 minutos de todos los motores eléctricos que tenga el vehículo.

Aunque este cálculo conlleva una menor complicación, tiene por otra parte la  dificultad de tener que encontrar la potencia efectiva del modelo en cuestión. Este valor aparece reflejado en la ficha de homologación, pero no está en la ficha técnica del vehículo.

No obstante, una de las ventajas actuales de este tipo de vehículos eléctricos e híbridos se fundamenta en que la mayoría de los ayuntamientos aplican reducciones impositivas en torno a ellos.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.