Automóviles de tercera mano

automoviles_tercera_mano

Hace algunos años que el mercado de segunda mano se ha convertido en la tabla de salvación a la hora de hacer rentable la compra de un automóvil. El mercado, como ocurre con otros sectores, en determinados momentos muestra signos de agotamiento. Y en el mercado de ocasión no deja de ser una realidad. Los automóviles de tercera mano se ha convertido en un nuevo negocio. Sin embargo, ¿resulta rentable? ¿es buen negocio comprar uno?

La demanda normalmente no se agota, sigue creciendo; es la oferta la que se agota, a penas aguanta el tipo. Y aquí, donde termina la segunda mano, comienza la tercera mano. En estos años cada euro que se guarda se convierte en un dineral. Llega la hora de ahorrar, tras el colapso financiero y el crack de la construcción, viene un tiempo en el que se escatima lo máximo posible en lo que es y ha sido el segunda gasto más importante de una familia: el coche.

A unos les va mal y a otros les va mejor. Éstos últimos, agraciados, son los vendedores de automóviles usados, en detrimento de sus compañeros, que antaño les miraban por encima del hombro, de coches nuevos. La realidad es que los coches de segunda mano han incrementado sus ventas hasta colocarse en unas ventas del 22% cuando el año anterior se situaban en el 17%.

La franja de edad más solicitada de este tipo de automóviles iba de los cuatro a los seis años. Coincide con su devolución máxima, sin que por ello podamos decir que se trata de un coche viejo. Suele ser un vehículo con un único propietario antes de su puesta a la venta como material de segunda mano.

Y tras unos años de pasarlo relativamente mal, el mercado de ocasión se enfrenta a nuevos desafíos, como qué automóvil va a vender si cada vez menos gente compra uno nuevo y quien lo ha comprado piensa apurarlo hasta el máximo.

Algunas concesiones de coches se están haciendo con coches de tercera mano, es decir, que han tenido dos propietarios, con el fin de tener mayor oferta en sus salones de vehículos. Este tipo de modelos tienen buena salida para ese público que cambia de coche más por necesidad que por capricho. A los tasadores les piden que tengan un detalle con la oferta y llevamos un tiempo que se ponen en circulación vehículos que antes se desdeñaban, lanzándose al mercado particular o sacándose fuera de nuestras fronteras. Hablamos de modelos con más de 6 años y 100.000 kilómetros.

Buena parte de estos vehículos se venden mejor que el anterior. Son muchos los profesionales que han tratado de hacer las cosas bien hechas para generar un efecto en cadena, sobretodo entre las alquiladoras, flotas o empresas de renting, principales abastecedores de este nuevo negocio.

Sin embargo los fabricantes de vehículos nuevos no se han quedado a la zaga, al lanzar una política muy fuerte de descuentos, que provoca que en muchas ocasiones el vehículo usado parezca más caro que el nuevo. Es posible encontrar hoy en día automóviles a estrenar más atractivos económicamente que sus equivalente usados o de kilometro 0.

Con los “km0” ocurre algo curioso. Hace un tiempo procedían de automatriculaciones obligadas por la marca, si bien ahora son voluntarias, para tener una fuente de coches usados, más demandados, para vender casi por el mismo importe que si fueran nuevos (con oferta y descuento)

Muchas personas que suelen cambiar de automóvil de forma frecuente, 4 años, y que hace un tiempo acudía al vehículo nuevo, ahora, debido a la economía y a la psicología recurren al sector de la ocasión, si bien eligen productos más exclusivos y menos longevos.

Nuestro parque móvil envejece, y dada su relativa escasez, empezamos a comprobar el crecimiento de la compra del semi-semi-nuevo, para aquellos que buscan ahorro de verdad. Así el automóvil que alguien sacó del concesionario para estrenar un día, cambió y otro eligió hasta que le compensó, vuelve al mercado y espera su tercera oportunidad.

Una vez que tengas claro lo que vas a comprar, no hay que desconfiar ni de unos ni de otros: se trata de automóviles con “mucha vida“, a buen precio, y vendrán tiempos mejores.

 

¿Te ha gustado?

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.