¿Cómo calcular la antigüedad de un vehículo por su fecha de matriculación?🥇

Una de las claves principales a la hora de llevar a cabo la compraventa de un coche de segunda mano es saber la fecha de la matriculación del vehículo, ya que será una vía para comprobar determinadas cuestiones como su valor real o si los kilómetros o el aspecto visual de éste cuadran con la edad que tiene según el vendedor; de forma que conocer el año de matriculación del coche será una ayuda para que podamos hacer una valoración y estimar su precio.

También es importante para la tasación del vehículo, así como para determinadas aficiones como el car spotting o los coches clásicos; para los que resulta fundamental comprobar el año de la matrícula para datar el automóvil en cuestión.

Además, la fecha de matriculación de un vehículo suele venir reflejada en su ficha técnica o permiso de circulación, pero en ocasiones no se dispone de estos documentos y simplemente se desea calcular el año por matrícula de forma aproximada, para lo que existen varias alternativas disponibles; ya que actualmente no es nada difícil calcular la antigüedad de la matrícula de un coche al existir aplicaciones que calculan la fecha de matriculación del vehículo con sólo introducir el número de la placa.

Para determinar si estamos ante el vehículo que nos prometen, la antigüedad de la matrícula la podremos comprobar haciendo uso de los datos de la DGT. Por ello, para averiguar el año de matriculación de cualquier coche bastará con introducir en cualquiera de los buscadores online con acceso a la base de datos de la DGT el número de placa y nos ofrecerán la fecha de matriculación del vehículo; así podremos salir de dudas rápidamente si sospechamos que éste puede tener más años de los que nos cuentan.

año de matriculacionCambios existentes en el sistema de matriculación español

La matriculación de coches como tal se implantó en el año 1900, siendo el formato provincial numérico el primer sistema de matriculación llevado a cabo en España y estando vigente entre los años 1900 y 1971, lo que quiere decir que actualmente son muy poco frecuentes. La placa empezaba con una, dos o tres letras que hacían referencia a la provincia del vehículo y hasta seis números sin ceros a la izquierda en orden, por lo que un número más bajo corresponde con un coche más antiguo.

Posteriormente, en octubre de 1971 entró en vigor el formato provincial alfanumérico, con una o dos letras en representación de la provincia, cuatro cifras y una o dos letras al final desde la A hasta la ZZ, teniendo las últimas la Eurobanda a la izquierda. En este caso, el orden de los números es correlativo como el de las letras, que van por orden alfabético.

Ya en el año 2000 existió un cambio de sistema de matriculación y las matrículas de vehículos españoles siguen la normativa europea, perdiendo la tradicional matriculación por provincias. Desde entonces todas las matrículas tienen la E de España dentro de la bandera de la Unión Europea y están formadas por cuatro números y tres letras, excluyendo las vocales como la Ñ y la Q para evitar falsificaciones o equivocaciones en la lectura con las letras N y O, y por su parte, las vocales tampoco se utilizan.

 

De esta forma, este sistema usado desde el año 2000, en el que de nuevo un número de matrícula más alto correspondería a un vehículo más nuevo, se podría mantener hasta alrededor del año 2040, en el caso de seguir con el ritmo actual de matriculaciones.

 

Por otro lado, si tu coche tiene una matrícula española de tipo provincial, existe la posibilidad de que la cambies por una matrícula de tipo nacional, aunque con una serie de trámites de por medio, ya que deberás solicitar la expedición de una nueva tarjeta de inspección técnica en una estación de ITV, y en la Jefatura de Tráfico solicitar el cambio de matrícula, identificar al titular del vehículo, presentar la documentación del vehículo y abonar las tasas correspondientes.

Desde el año 2000, las matrículas se conceden a nivel nacional, así que es posible saber en qué mes y en qué año se matriculó un vehículo según las tres letras de su matrícula, al existir un registro de las letras emitidas cada mes.

Formas de conocer la antigüedad de la matrícula de un vehículo

Existen diferentes vías para calcular la antigüedad de un coche o de cualquier vehículo. Por ejemplo, desde la página web de la DGT podemos acceder a los datos oficiales de las estadísticas de la Dirección General de Tráfico. En el menú lateral podrás acceder a Vehículos, y desde ahí nos dirigiremos a la opción “Matriculaciones”. En ella aparecen todas las matriculaciones por vehículos y mes, teniendo la opción de filtrar por el tipo de vehículo, marcas, cilindrada, potencia, carga, carburante…

La opción de la DGT es una de las más fiables al tratarse de datos oficiales. No obstante, actualmente existen páginas web, programas o aplicaciones para móviles que indican la fecha de matriculación de un vehículo con solo poner la matrícula, mediante calculadoras con la que podrás averiguar el año en el que éste se matriculó.

Asimismo, cuando el coche se ha rematriculado, resulta imposible averiguar la edad real de un vehículo según la matrícula. En ese caso, tendremos que fijarnos en la ficha técnica o en el permiso de circulación, donde deberían aparecer los datos reales de la edad del vehículo.

Otra opción rápida y económica será la de fijarnos en los cristales del coche en el caso de que no se hayan cambiado, ya que la mayoría de modelos tienen una inscripción con el año del coche en los cristales de las ventanillas originales, por lo que solo tendrás que mirarlos para conocer la edad real del coche.

Deja un comentario