10 años del permiso por puntos

permiso por puntos

El pasado 1 de julio se cumplieron 10 años de la entrega en vigor del Permiso por Puntos. En estos diez años casi 7 millones y medio de conductores han perdido algún punto, y se han impuesto 12 millones de sanciones que acarreaban pérdida de puntos. Alrededor de 200.000 conductores han perdido el permiso de conducir al perder todos los puntos, y cerca de 150.000 lo han recuperado.

Desde el principio el sistema del Permiso por Puntos dio lugar a un importante debate y una reflexión social sin parangón. El conductor se convirtió en protagonista, lo que supuso un cambio radical al configurarse el permiso por puntos no como un derecho ilimitado, sino en un crédito que otorga la sociedad y que se puede perder como consecuencia de una conducta infractora reiterada. El derecho a conducir debemos ganárnoslo día a día siendo prudentes, cumplidores y evitando sanciones.

Reeducando al conductor

El Permiso por Puntos supuso un cambio de filosofía por su carácter reeducador. La política preventiva dio un giro histórico, al pasar de un sistema meramente sancionador a otro reeducador.

Para lograr dicho fin se pusieron en marcha cursos de sensibilización y reeducación vial para aquellos conductores que acumulaban varias infracciones. Su objetivo es modificar los comportamientos y actitudes de los conductores infractores, sensibilizándoles de las graves consecuencias humanas, económicas y sociales derivadas de los accidentes de tráfico y hacerles ver la implicación que tienen sus actitudes en los accidentes.

Efectividad

El CIS publicó en mayo un informe en el que se pone de manifiesto que el 70% de los encuestados consideran que el Permiso por Puntos es una medida «buena» o «muy buena», y un 40% señala que dicha medida cambió «mucho» o «bastante» su forma de conducir.

La efectividad del mismo en relación a la reducción del número de fallecidos es un hecho manifiesto. En los dos primeros años la reducción osciló entre un 10 y un 14,5%, señalando que su efecto no es homogéneo en toda la población: es mayor entre los jóvenes (15 a 34 años) y los varones. Y es menos efectivo en el ámbito de los accidentes laborales y entre los conductores de furgonetas. Según cifras de la DGT la cifra de fallecidos en 2006 fue de 4.104, mientras que en 2015 bajo hasta 1.688 muertos.

Te puede interesar ✅  Tasas de tráfico en 2017

Mejoras

Es momento de poner en marcha nuevas medidas. Actualmente se está realizando una tercera revisión del catálogo de infracciones por las que se detraen puntos (la primera es de 2009 y la segunda de 2014), siendo la idea que haya menos infracciones pero que estén mejor identificadas por los conductores.

Dos infracciones centran la atención de la DGT. El uso del móvil al volante es hoy la principal causa de accidentes asociados a la distracción. Y la velocidad inadecuada, que es la principal causa concurrente de accidentalidad. El principal foco de preocupación son las carreteras convencionales, en ellas se concentra del 75% de los accidentes en vías interurbanas, y por ello se está estudiando diferenciar la detracción de puntos en estas vías frente a autopistas y autovías.

Reincidencia

Es uno de los problemas que mayor reto van a suponer de cara al futuro, ya que el número de multirreincidentes es cuanto menos preocupante (2.600.000 conductores acumulan más de una sanción con pérdida de puntos), en especial en los casos relacionados con el consumo de alcohol y de drogas en la conducción, porque en ocasiones se trata de problemas médicos relacionados con el consumo de sustancias.

Permiso por puntos europeo

Se trata de una apuesta a largo plazo. Desde algunos sectores manifiestan que sin renunciar a sus peculiaridades (unos países prefieren sumar puntos y otros, restarlos) es posible, ya que se dispone de la suficiente base científica para encontrar elementos de acuerdo básicos.

Un claro ejemplo es la reciente directiva de intercambio de información sobre sanciones.

En la actualidad sólo Irlanda y Reino Unido han firmado, recientemente, un acuerdo bilateral mediante el que se reconocen mutuamente la detracción de puntos por las infracciones cometidas en el otro país, si bien sólo afecta a un numero determinado de infracciones (alcohol, drogas, exceso de velocidad, conducción temeraria o circular teniendo retirado el permiso de conducir.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Inicia sesión para dejar un comentario.